Con la llegada del verano y después de la primavera y su famosa caída estacional, normalmente solemos tener pérdida de cabello. Pero, debemos tener en cuenta que es justamente después de ese momento cuando debemos cuidar más aún nuestro pelo, porque, a pesar de que la renovación capilar se sucede constantemente, es necesario dar un plus de fuerza y vitalidad para presumir de melenaza. Elsa Anka nos enseña cómo hacerlo.

La modelo recurre a productos con probióticos, sin tóxicos y naturales para apoyar el microbioma del cuero cabelludo, que es el ecosistema invisible de microorganismos vivos que habitan en la superficie del cuero cabelludo. Ella, concretamente, está usando el champú ‘Fresh‘ de Ringana. (7,52 euros, los 100 ml).

El champú con probióticos que usa Elsa Anka es ideal para presumir de pelazo a cualquier edad

Los posbióticos contribuyen a que la piel del cuero cabelludo esté equilibrada y calmada. El potente complejo NBC7, del que se componen, apoyan la función de barrera de la piel a base de innovadoras células madre vegetales, fermentos y azúcares, hidratándola y reduciendo los efectos de los factores ambientales nocivos.

El champú de la modelo tiene muchos talentos naturales. Por ejemplo, los tensioactivos de azúcar limpian el cabello y el cuero cabelludo suavemente y en profundidad. Asimismo, el gel vegetal fresco de aloe vera calma el cuero cabelludo. El extracto de romero es antioxidante y la sustancia activa de base vegetal patentada facilita el peinado del cabello. Es decir reúne todas las bonanzas de los champús ‘de toda la vida’, pero sin derivados del petróleo, y sin disruptores endocrinos, -son sustancias químicas que alternan nuestro equilibrio hormonal-.

La presentadora desvela la verdad sobre su cabello

Elsa Anka es una mujer de cabello fino, con tendencia al encrespamiento y con poca cantidad. Dice que gracias a su textura rizada ha podido darle más volumen. De vez en cuando, para alargar unos centímetros su melena y darle grosor, ha tenido que usar extensiones. Sin embargo, lleva casi un año siguiendo un proceso de saneamiento del cabello sin usar ningún químico  y ahora está encantada con su nueva salud capilar.

No usa tintes, en su defecto se decanta por coloraciones vegetales hechas con plantas ayurvédicas. Evita las hennas por contener minerales, metales pesados, coloraciones sintéticas y PPD´s. Elige, siempre, productos 100% naturales.