La modelo nos ha dado la clave para perder peso antes de que lleguen las navidades: optar por una cena sencilla y muy ligera, pero llena de beneficios saludables


Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo, Reyes… Las navidades están a la vuelta de la esquina, y las comilonas van a ser inevitables. ¿Sabías que de media las españolas engordamos entre 2 y 3 kilos durante las fiestas? Pero que no cunda el pánico, si no quieres engordar pero tampoco dejar de disfrutar en unas fechas tan especiales, hay una fórmula infalible: cuidarte al máximo un mes antes. Algunas de nuestras famosas ya se han puesto manos a la obra y entre ellas se encuentra Jessica Bueno. La modelo es una fiel seguidora de la vida saludable y en sus platos nunca faltan los vegetales y las frutas frescas, pero, aún así, ha empezado a reducir unas pocas calorías en sus cenas para ponerse a punto. ¿Quieres saber qué hay en sus platos?

Jessica Bueno opta por las cenas ligeras

Tortilla francesa y una buena dosis de verduras a la plancha (zanahoria, brócoli, judías verdes y coliflor). Esa es la cena estrella de Jessica Bueno para un día cualquiera. Pero ésta no es una elección hecha rápido y sin pensar, la sevillana conoce muy bien todos los beneficios que le aportan estos alimentos y cómo le ayudan a mantener su peso a raya. Sigue leyendo, esto te interesa…

HUEVOS: Lo ideal es tomar unas 3 o 4 unidades por semana, pero claras puedes tomar las que quieras, porque el colesterol se concentra solo en la yema. Además, un huevo tiene alrededor de 71 calorías, de las cuales cerca de 55 se encuentran en la yema, por lo que las claras tienen cero grasa. Haz como Jessica Bueno y opta por la tortilla francesa cocinada con unas gotitas de aceite de oliva.

La importancia de los vegetales

ZANAHORIAS: No solo son muy bajas en calorías, sino que también son perfectas para relajar los nervios y combatir la ansiedad. Eso sí, si vas a hervirlas para la guarnición, es mejor hacerlo con la menor cantidad de agua posible, ya que el contacto con el aire oxida las vitaminas.

BRÓCOLI: Además de reducir significativamente la inflamación y la presión arterial, el brócoli es una de las hortalizas más recomendadas en las dietas de adelgazamiento gracias a su bajo aporte calórico y a su gran aporte de fibra, lo que produce mucha sensación de saciedad y contribuye a lograr la regularidad intestinal.

JUDÍAS VERDES: Hervidas, al vapor, o rehogadas con un poco de ajo y aceite de oliva. Las judías verdes no pueden faltarte, porque combaten la retención de líquidos y únicamente suman 30 calorías por cada 100 gramos.

COLIFLOR: Es una verdura imbatible a la hora de perder peso, porque en su composición incluye un 92% de agua, lo que hace que el estómago se llene con muy poca cantidad. ¿Más beneficios? También refuerza las defensas y elimina los radicales libres sin añadir apenas calorías.