Los sueros faciales y las ampollas son cosméticos perfectos para nuestra rutina de belleza. Aprender a utilizarlos es la clave.


¿Sérum o ampolla? Es una de las grandes preguntas que nos planteáis a diario. Y vamos a intentar aclarar todas vuestras dudas. Aunque las fórmulas de las ampollas son potentes por la alta concentración de sus principios, existen actualmente en el mercado cosméticos que también los contienen. Y eso sigue generando aún más dudas. De hecho la combinación de serúm y crema (siempre que sean los adecuados para el tipo de piel a tratar) consigue grandes resultados. Entonces os preguntaréis ¿qué debemos elegir? 

Sérum y ampolla son complementos perfectos para nuestra rutina de belleza

¿Sérum o ampolla en el día a día?

Y la respuesta es que son aliados perfectos para nuestra rutina. En el caso del sérum se convierte en un imprescindible en el día a día igual que pasa con la crema. De hecho el sérum es la pareja de baile perfecta para tu crema. Aplicada siempre en primer lugar, su poder de penetración alcanza las capas profundas. Y su textura es menos grasa lo que permite adaptarse a todo tipo de piel. Su acción es muy específica y nos ayudan a potenciar los principios activos de las cremas que aplicamos a continuación.

Las ampollas son perfectas para aplicarlas durante el fin de semana o para realizar curas específicas

Las ampollas no sustituyen a nuestra rutina facial habitual

Las ampollas complementan esa rutina. De hecho son perfectas para aplicarlas durante el fin de semana o para realizar curas específicas cuando tu piel pide a gritos un plus.  En algunos casos mejor aplicarlas por la noche, cuando hablamos de ampollas regeneradoras, y por la mañana será el momento perfecto para las antioxidantes. Nuestras ampollas de soja, son muy reclamadas para aplicarlas en los cambios de estación con el fin de complementar los tratamientos. Consiguen aportar energía a nuestras células para que trabajen bien. Dependiendo de la edad se puede aconsejar unas ampollas todo el año pero lo ideal es elegirlas según la etapa en la que nos encontremos.

Utiliza las ampollas para momentos puntuales

El efecto que se consigue con una ampolla, si la ampolla es realmente buena, es muy efectivo. Consigue tensar y dar luminosidad y un efecto buena cara que es el secreto de más de una celebritie. Perfecta antes del maquillaje, para un evento y conseguir ese lifting sin cirugía de impacto. Pero, insistimos, para momentos puntuales. Para el día a día la combinación de suero y crema es magnífica.

Los sueros te permiten personalizar tu tratamiento a diario. Además penetran en profundidad y te aportan una hidratación extraordinaria.