Para triunfar el día de San Valentín no hay nada mejor que preparar con mimo tu piel y llegar relajada a tu cita


¿Necesitas que tu piel luzca perfecta en esta cita tan especial? No debes preocuparte porque además, este año que todo es diferente, no podemos desaprovechar una ocasión como San Valentín para celebrarlo de manera especial. Y para hacerlo debemos empezar por nosotros mismos, dedicándonos el tiempo necesario y merecido.
También es importante dedicarle un tiempo al contorno de ojos. Un masaje que descongestione e ilumine es perfecto.
Para tener una piel perfecta para tu cita, necesitamos revitalizarla y darle el aspecto rejuvenecido y liberado del estrés que nos rodea y que se refleja en nuestro rostro como un libro de abierto. Nada mejor que un tratamiento en cabina como Hydrafacial que, además de exfoliar y limpiar en profundidad, aporta un cóctel de sueros antioxidantes, vitaminas y ácido hialurónico. El resultado es una piel renovada y un plus de luminosidad extraordinario. Puedes agendarlo unos días antes y así dejar liberado el día de San Valentín.

Trucos en casa para lucir una piel perfecta para tu cita

Ya en casa, te aconsejo que empieces por un baño detox que relaje y revitalice a partes iguales. Unas gotas de aceite de cítricos te aportarán energía. Si queremos un toque acorde con el día que celebramos, puedes añadir aceite de rosa. Es además ideal para pieles sensibles y sus pétalos son un magnífico relajante para nuestra mente y para aliviar el estrés.
Ya en casa, te aconsejo que empieces por un baño detox que relaje y revitalice a partes iguales.
Mientras disfrutas de ese instante, aplica una mascarilla acorde con las necesidades de tu piel. Las hay con arcilla rosa y verde que mejoran la elasticidad o con germen de trigo, rico en vitamina B6 que evita la sequedad.

No descuides el contorno de ojos

También es importante dedicarle un tiempo al contorno de ojos. Un masaje que descongestione e ilumine es perfecto. Ayúdate de un masajeador manual como el rodillo de jade o cuarzo rosa. Son aliados perfectos para entrenar nuestra musculatura, activar la circulación sanguínea, redefinir y reducir arrugas en esta zona. 
Para que tu piel luzca espléndida, necesitamos revitalizarla y darle el aspecto rejuvenecido y liberado del estrés que nos rodea.
Mejor si lo incorporas en tu rutina de belleza diaria y aprovechas las horas previas a tu cita para aplicar parches de gel. 10 minutos serán suficientes para liberar tu mirada de cualquier resquicio de fatiga.
Solo queda un detalle final para presumir de piel perfecta para tu cita de San Valentín. Emplea una ampolla que además de aportar jugosidad consiga que tu maquillaje permanezca inalterable. Y por fin, habrá llegado el momento de disfrutar.