Sí, has leído bien. La bruma de almohada es un producto relativamente novedoso que busca ayudarte a que tengas dulces y deliciosos sueños.


Poco a poco, la aromaterapia se ha hecho un hueco en nuestras vidas y, casi sin darnos cuenta, ha pasado formar parte del día a día de muchas de nosotras. El uso de aceites esenciales, humificadores o plantas aromáticas para ayudarnos a calmar ciertos dolores, solucionar un problema concreto o simplemente por el mero gusto de oler estupendamente es cada vez más común y, sin duda, cada vez más recomendado. La aromaterapia ha pasado a ser una subrama de la medicina y sus usos son de lo más variado. Desde calmar los dolores menstruales a aliviar problemas digestivos, pasando por mejorar nuestros niveles de estrés, la aromaterapia es ese remedio olfativo que tanto necesitamos a veces. Es por ello por lo que ha surgido un nuevo e innovador producto: la bruma de almohada; que hace uso de las propiedades de esta terapia para ayudarnos a descansar durante la noche a través del olfato.

La bruma de almohada (o pillow mist, por su nombre en inglés) no es más que un pulverizador de aroma que, espolvoreándolo por nuestra cama antes de acostarnos, nos ayudará a conseguir un sueño más profundo de lo habitual. Y es que su objetivo es ese: mejorar nuestro descanso gracias a su olor superrelajante y ultracalmante. Elaborada normalmente a base de aceites esenciales y flores con propiedades relajantes como la manzanilla o la lavanda; la bruma de almohada es, sin duda, el aliado perfecto para tener en la mesita de noche o para meter en nuestra maleta.

¿Por qué necesito una bruma de almohada en mis noches más complicadas?

Aunque podemos aplicarla sobre nuestro rostro y cuerpo, lo ideal es pulverizar la bruma sobre nuestra almohada y por nuestras sábanas para que su aroma nos envuelva durante la noche y así nos permita dormir plácidamente. Puede sonar a magia negra o a intento de secuestro (echar un líquido sobre la almohada ha tenido siempre unas connotaciones negativas en el cine de terror); pero lo cierto es que la bruma de almohada funciona y nos ayuda a relajarnos cada noche. Es la forma más ideal de acabar y empezar el día. Y es que, sin duda, estar descansada es fundamental para enfrentarnos a un nuevo capítulo de nuestra vida.

Nos gusta tanto este producto tan revolucionario que hemos querido seleccionar nuestras ocho pillow mists favoritas del mercado. Vaporízalas en el rostro y la almohada antes de acostarte y disfruta de su relajante aroma mientras te preparas para dormir. Verás como lograrás dormir del tirón. ¡Es todo un invento que desearíamos haber conocido antes!