Alba Carrillo ha aprovechado los días previos a las fiestas para buscar una manicura que tenga un toque festivo, pero que mantenga esa discreción de la que suele hacer gala con el maquillaje de sus manos


La Navidad está ya a la vuelta de la esquina. Por eso ya hay quien tiene preparados los estilismos que llevará esos días, pero también comienza con los tratamientos beauty. Alba Carrillo es un buen ejemplo de eso porque estos días estrena una manicura que no puede ser más adecuada para acompañar los estilismos que estos días más vamos a ver.

Alba Carrillo elige una manicura navideña pero discreta

La colaboradora televisiva ha apostado por un diseño con estrellas, un motivo que encaja a la perfección con estas fiestas. Eso sí, en su caso se ha decantado por destacarlas en color negro, en lugar de los plateados, dorados y brillantes que estamos viendo estos días en las manicuras de otras famosas.

El diseño de uñas que luce Alba sigue la tendencia más marcada de estos meses: apostar por el rosa como base para luego añadir toques de fantasía. Además, se trata de un rosa muy particular, porque es el rosa empolvado, un tono que suele acompañar a la manicura francesa.

Un diseño clásico con un toque de fantasía

Esta temporada esa manicura tan clásica, atemporal y que nunca pasa de moda se reinventa para dar nuevos toques de fantasía. En el caso de Alba, ese toque se logra poniendo estrellas sobre ella. En su caso, las elige, como decimos de color negro, dando un toque mucho más discreto, que añade ese punto imaginativo sin restar sobriedad a la manicura.

Otros rostros conocidos que también apuestan por las manicuras fantasía estos días lo hacen, sin embargo, con diseños mucho más llamativos. Así, por ejemplo, Alba Díaz apostaba estos días por un diseño también en rosa, pero con brillantes en la punta de la uña y en la cutícula. La diferencia estaba además en el largo y la forma de la uña, en su caso xl y ovalada.

El largo de la uña, otra de las claves

Alba Carrillo suele apostar por unas uñas con un largo intermedio, un diseño de forma casi cuadrada con las esquinas redondeadas que sea manejable y cómoda. Ese tamaño es el que mantiene aunque vaya cambiando de tonalidades porque su máxima es apostar por la discreción pero con un toque de modernidad.

Así lo ha hecho con este último diseño, pero también con los que ha llevado en otras ocasiones especiales en los últimos meses. Por ejemplo, con su diseño para Halloween mantenía ese largo intermedio pero le aportaba el toque distinto con motivos muy adecuados para esas fiestas. Todo un acierto para equilibrar la balanza entre lo discreto y estar a la última.