La relajación propia de la época de vacaciones unido a las altas temperaturas del verano tienen un efecto directo en nuestro bienestar físico. El calor no solo hace que la digestión se vuelva más pesada, sino que favorece la deshidratación. Es por eso que la alimentación juega un papel clave a la hora de mantenernos sanos y en plena forma en esta época del año. Juice Plus+, firma experta en salud y bienestar, nos trae los 5 mejores alimentos que debemos incluir en nuestra dieta de verano y que te ayudarán a refrescarte, mantenerte hidratado, que tus digestiones sean más ligeras y mantener la línea.
No te los pierdas porque, además de ser sanos, ¡están buenísimos!

Los alimentos que no pueden faltar en tu dieta de verano para estar en forma

1. Ensalada. Está demostrado que refrescan, hidratan el cuerpo y no engordan, ya que casi el 90% de la composición de las hortalizas, su base, es agua. Por otro lado, la presencia en ellas de aceites esenciales que dilatan los vasos renales las convierte en diuréticas. También cuidan del corazón, gracias al elevado número de antioxidantes que contienen.

2. Gazpacho. El tomate es el ingrediente principal de este plato andaluz, y estos meses son la mejor época para consumirlo, ya que necesita mucho sol para madurar y gozar del máximo sabor. El gazpacho contiene una gran cantidad de agua y sales minerales, por lo que resulta perfecto para hidratarse en verano. Ligero, fresco, con pocas calorías, ¿qué más se puede pedir a un comida?

Alimentos

3. Sardinas. De mayo a octubre es la temporada de este pescado azul que, sin duda, no puede faltar en tu dieta veraniega. Las sardinas contienen una elevada cantidad de Omega 3 y una gran variedad de vitaminas, algunas son del grupo B como la B12, B6 y niacina, que ayudan a las articulaciones, aportan energía y son buenas para el corazón. Además, contienen fósforo, un mineral que ayuda a la formación de los dientes y los huesos, entre otras propiedades.

4. Fruta. Con el calor de esta estación la fruta es uno de los alimentos más consumidos, ya que su efecto es muy refrescante. Además, tiene otras propiedades súper beneficiosas, como su bajo aporte calórico, su riqueza en vitaminas y su reducido nivel de azúcares. Lo ideal es tomarlas en forma natural y con su piel, pero también una buena fórmula hacerlo es en forma de batido, sin perder ninguna de sus propiedades.

piña

5. Pollo. Es un alimento bajo en grasa con una digestión muy fácil. Además de proteínas, el pollo contiene triptófano, un aminoácido esencial para el buen funcionamiento del organismo. Imprescindible para el verano en ensaladas, solo cocinado a la plancha o acompañado de verduras, entre otras combinaciones es uno de los mejores aliados para una dieta saludable que te ayude a mantener los kilos a raya.