«Cuando se ha empezado a tocar el tema de Isabel Gemio ya era como ‘no he venido a hablar de esto. Está zanjado'», ha afirmado la colaboradora.


María Teresa Campos ha vuelto a un plató de televisión. Ha elegido el programa ‘Viva la vida’ para ofrecer su última entrevista. Una reaparición más amable que en ocasiones anteriores, pero donde ha vuelto a sacar a relucir su carácter para zanjar algunos temas polémicos. Los colaboradores de ‘Sábado Deluxe’ han valorado su intervención con un zasca incluido por parte de Lydia Lozano.

Telecinco

«Como la seguimos, la vemos, opinamos… Solo vemos relajada a María Teresa Campos cuando va al plató de Broncano», ha sentenciado la periodista a quien por sus palabras no le ha gustado en absoluto cómo ha afrontado esta última entrevista. Añadía que a su modo de ver la comunicadora sabía que se iban a tratar dos temas fundamentales referentes a Jorge Javier Vázquez e Isabel Gemio: «Cuando se ha empezado a tocar lo de Isabel Gemio ya era como ‘no he venido a hablar de esto. Está zanjado’. Ella ha querido cortar el tema desde el minuto uno y nosotros queríamos oír qué había pasado, si hablaría con Isabel Gemio…».

Por su parte, María Patiño ha recalcado que se había mostrado en «estado puro, en el estado que todos conocemos. El estado que pasa de líquido a gaseoso en un abrir y cerrar de ojos». Asimismo añadía que había dejado con las preguntas en la boca a Emma García: «Es más fácil subir a las alturas con el vértigo que tengo que hacer una entrevista a la Campos». Y alababa el buen hacer de la guipuzcoana de cómo había conseguido reconducir todo en más de una ocasión.

Telecinco

Mientras que Kiko Matamoros la ha visto bien: «Desde el punto televisivo nos interesa más esa María Teresa que otra». Ha subrayado que «ha sacado las uñas en algún momento, pero no ha sido lo que se vivió en ‘Sábado Deluxe’. Parcialmente la lección la ha aprendido. Creo que también que sus hijas, sobre todo Carmen, ha querido colaborar a la mayor gloria del espectáculo y le han pisado un callo a la madre que no está dispuesta».

Un «animal televisivo»

Alonso Caparrós también se ha pronunciado al respecto: «Teresa está en un punto que quiere ser algo, pero no puede dejar lo que es: más que nada es personaje». Añadía que era un auténtico «animal televisivo» y por ello la quería. «Me gusta mucho ese brote de enfado con Emma, me gusta que defienda sus cosas y que busque lo que ella cree que debe ser que es el reconocimiento y una entrevista tranquila aunque sea imposible».

Telecinco

Antonio Rossi ha señalado que la había visto intentando ser «conciliadora», pero ha echado en falta que tocase en profundidad asuntos controvertidos. «Sabía que le iban a poner esos temas porque era una entrevista de actualidad».