Es uno de los protagonistas del éxito turco de Antena 3, Hermanos, y su personaje, Ömer, va a ir adquiriendo más importancia en el transcurso de la serie. “Se convertirá en el padre de la casa”, asegura Yigit Koçak desde Estambul, donde reside después de haberse trasladado hace unos años para estudiar Económicas dejando atrás su ciudad natal, Samsun. Nunca terminó esa carrera porque quiso cumplir su sueño de ser actor. El turco de 26 años confiesa que, a diferencia de su personaje que tendrá una bonita relación amorosa con Süsen (Lizge Cömert), su corazón está libre en este momento. Sin embargo, nos sorprende reconociendo que la primera chica que lo conquistó fue durante un viaje a Barcelona.

A20221018T131150-M-10-211-93-224-89-21-81-79-F
Fotos: Senol Altun.

¿Qué dirías sobre Ömer, tu personaje en Hermanos?
Tiene un origen humilde pero nunca se ha avergonzado de su situación o de su familia. También es ambicioso con el dinero, porque piensa que eso le proporcionaría una vida más fácil y agradable.

¿Qué parte de su personaje te gusta más y cuál no te gusta?
Es un chico muy apegado a su familia, que haría cualquier cosa por cuidarlos y siempre
dice lo que le parece correcto a la cara. Pero sí tiene algo que no me gusta: pierde la calma muy rápidamente.

¿Te pareces en algo?
Nuestro sentimiento de ira es muy parecido, pero yo soy capaz de controlarlo. Ömer me ayudó a comprender mejor mis sentimientos. He sido una persona muy emocional también durante años.

Ömer va a convertirse en el personaje principal. ¿Cómo va a ser su historia?
Sí, va a serlo porque habrá una serie de acontecimientos en los que tendrá que asumir grandes responsabilidades y se convertirá en el padre de la casa.

Háblame de tu familia…
A nivel socioeconómico, somos parecidos a la familia Atakul, la de los ricos, pero en todo lo demás somos como los Eren. Tenemos la misma cultura. Mi entorno familiar era una zona segura. Mi madre solía envolverme en esa paz y mi padre hizo que no me faltase ninguna necesidad. Tengo una hermana siete años menor con la que yo he sido como su padre.

Tu mirada y tu sonrisa han conquistado al público. ¿Crees que estos son tus puntos fuertes como actor?
Mi mayor arma es la sinceridad. Cuando interpreto, intento abrir mi corazón, esos rincones que no puedo sacar en mi vida social, los abro con el espectador.

¿Qué te dicen sobre Ömer por la calle?
Todos empezaron viéndome como una familia. Soy su niño pequeño. Me hace muy feliz
porque me gano su cariño.

¿Cómo te iniciaste en la interpretación?
Vine a Estambul desde Samsun para estudiar Económicas, pero siempre tenía en la mente actuar. Empecé a estudiar, me llegó una oferta y ahí empezó mi aventura. Cuando aparecí por primera vez frente a una cámara, no podía dejar de temblar. Mi primera experiencia fue muy difícil para mí, pero aprendí mucho.

¿Querías ser economista al principio?
Realmente nunca quise serlo. Solo me interesaba ser actor, por eso abandoné la carrera y comencé a estudiar Teatro. Quería seguir mis sueños y me alegro de haberlo hecho.

Empezaste a trabajar en publicidad…
Pero nada a nivel profesional, excepto actuar. No terminé Económicas. Me inscribí en Teatro en el Conservatorio. Otro trabajo que tuve, remunerado, fue tocar la batería en un bar durante Secundaria.

A20221018T131146-M-10-211-93-224-87-21-81-79-F
Fotos: Senol Altun.

¿Quién ha sido tu mejor apoyo hasta ahora?
Mi familia me apoyó económica y moralmente cuando no estaba trabajando. Gracias a
ellos, seguí con mis sueños con tranquilidad y paz.

¿Te asusta haberte convertido en una estrella internacional tan rápido?
Todo ha sucedido así de deprisa. Es muy grato ver que mis esfuerzos son recompensados en todo el mundo. No me da miedo esa situación, al contrario, me motiva de algún modo.

¿Cómo te definirías?
Como un hombre trabajador, incluso adicto al trabajo, que le da importancia a su familia y amigos y persigue la felicidad. Tengo una parte difícil: que me encanta la soledad. Muchos de mis problemas provienen de ahí. Y, por otra parte, a veces me enojo rápidamente.

¿Cómo es tu vida cuando no estás trabajando?
No tengo mucho tiempo porque trabajo seis días a la semana. Hago deporte, trabajo en el guion que me toca y en el tiempo que me queda o voy al estudio y toco la batería o paso tiempo con mis amigos.

¿Sigues viviendo con tus padres? ¿Tienes novia?
Ellos viven en Samsun y yo en Estambul. Actualmente no tengo ninguna relación.

¿Te gustaría formar tu propia familia en el futuro?
Me encantan los niños y sí, seguro que quiero tener hijos algún día, pero todavía tengo
tiempo.

Hemos visto en tu Instagram que tienes mascotas…
Tengo dos gatos, Freud y Lacan. Ellos son mis compañeros de piso y mis amigos.

¿Cómo te mantienes en forma?
Al principio no podía ir al gimnasio porque trabajaba muy duro. Esto me hacía sentir mal físicamente. Entonces me inventé una pequeña zona de gimnasio en mi casa y comencé a practicar. Intento hacerlo regularmente 6 días a la semana. Aparte de eso, me encanta el baloncesto y fútbol.

¿Cuáles son tus objetivos en esta profesión?
Ser un actor internacional es una de mis mayores metas. Por eso estoy intentando aprender español y mejorar mi inglés.

¿Conoces nuestro país? ¿Qué te gusta de España?
Sí, Barcelona es una ciudad muy especial para mí. Fui allí por un congreso de mi padre cuando tenía 16 años. En ese viaje me enamoré de una chica de allí, así que mi primer amor fue una española.