A la mujer de Ortega Cano no le han convencido algunos detalles de su compañera como anfitriona.


En la última entrega de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition‘, María Jesús Ruiz ha demostrado su talento culinario así como sus dotes como anfitriona. La que fuera Miss España en 2004 ha abierto las puertas de su casa para sorprender a sus invitados con un menú muy especial. Entre los platos que ha preparado con enorme esmero destacaban sus banderillas Terramar, una crema de verduras con dos banderillas de langostinos y tomates ‘cherry’, huevo de codorniz, calabacín y pulpo… y un hojaldre de solomillo como plato principal. De postre ha optado por elaborar una mousse de limón. Todo ello ha gustado de manera muy especial a Jorge Sanz. El actor, embelesado ante los encantos de la modelo, estaba fascinado con todas y cada una de las propuestas de la de Andújar. «La voy a puntuar con un 9», decía al final de la cena. Lo cierto es que fue el más generoso a la hora de valorar la puesta en escena de la andaluza, a la que ha calificado como una mujer que, además de estar «muy bien hecha», es «agradable, bonita, elegante y muy detallista». Y, todo hay que decirlo, le regaló un sinfín de piropos a lo largo de la noche. Entre las más destacadas, que para ella «tendrá siempre la chimenea encendida».

El detalle de María Jesús Ruiz que no gustó a Ana María Aldón

Menos generosa en los calificativos ha sido Ana María Aldón. La mujer de José Ortega Cano ha observado con lupa las recetas que ha preparado María José. Y cuál sería su sorpresa al comprobar que uno de sus platos contenía queso, un alimento que ella no soporta desde que era pequeña. «En la cena me he encontrado con un problema: lo del queso. Eso para mí es un fallo muy gordo. Te voy a dar un 5», le espetaba la diseñadora una vez terminada la velada. María Jesús Ruiz no podía ocultar su desencanto: «Estoy desilusionada porque siento que todo el esfuerzo no ha merecido la pena».

Telecinco

Tan poco le había gustado a Aldón la propuesta gastronómica de María Jesús Ruiz que llamó a su iniciativa «Miss Sorpresa». Al usar este término lo hacía «con doble sentido: la del queso». Y es que ella no puede comer queso, no le importa de dónde venga. «Da igual si en pizza, en porciones. Es que no puedo», señalaba. Jorge Sanz no dudaba en plantearse si la actitud de Ana María Aldón formaba parte de un plan. «No me extrañaría que Ana María estuviera jugando con una estrategia», decía.

A María Jesús Ruiz le pareció «la más turbia» Ana María Aldón

Al hacer balance de sus invitados, María Jesús Ruiz tenía claro que su compañera le pareció «la más turbia». Afirmaba que «la que menos se deja ver es Ana María». Ésta por su parte, halagaba la decoración de su casa y su «recibimiento», que le había parecido «fenomenal». Sin embargo, hubo otro detalle que no le gustó: la carrera ‘de glúteos’ con la que la jienense intentó animar el final de la cena. «No se puede poner a un invitado en el suelo. No me parece», sentenciaba Ana María Aldón.

Telecinco

Durante la cena, la actitud de José Antonio Avilés ha logrado crispar a sus compañeros. Una vez más, el colaborador de ‘Viva la vida’ chocaba con Jorge Sanz, para quien «ese tío está mal de la cabeza». Su falta de modales en la mesa sacaban de quicio tanto a Ana María Aldón como a María Jesús Ruiz. «No sé este hombre dónde se ha criado, pero qué maleducado es», espetaba la modelo. En su defensa, el exconcursante de ‘Supervivientes’ ha explicado que él no hace «teatro»: «Yo hago show para entretener a la gente». 

En la próxima entrega de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ será Jorge Sanz el anfitrión. En su casa de Torrelodones, a las afueras de Madrid, el intérprete agasajará a sus invitados con una cena al aire libre. ¿Convencerá a todos los comensales por igual? ¿Volverá a intentar camelarse a María Jesús Ruiz? Habrá que verlo dentro de unos días, pero la cosa promete. A María Jesús Ruiz no le ha dado reparo alguno admitir que le apetece: «Tengo muchas ganas de ir a tu casa porque va a tener personalidad, porque es que tú eres un tío muy interesante».