Pablo Motos vivió en ‘El Hormiguero’ una situación surrealista. El presentador fue insultado por una mujer cuando llamaba para ofrecerla un premio.


La pasada semana Pablo Motos regresó con nueva temporada. Era la número 15, por lo que la audiencia se merecía cambios a la altura. Entre ellos, el aterrizaje de personajes que hubieran cautivado a la audiencia como es el caso de Tamara Falcó, a la que el programa había decidido fichar. Un auténtico bombazo que mantuvo a la audiencia pegada a la pantalla, pues la ocasión lo merecía. Sin embargo, siete días después de volver a la pequeña pantalla el presentador hizo frente a su programa más inesperado. Motos y su equipo fueron insultados en pleno directo por una mujer a la que habían llamado para ofrecerle un premio de 6.000 euros, lo que dejó patidifuso al conductor del espacio, provocando que este momento sea incluso Trending Topic en redes sociales.

Todo sucedió cuando tanto Pablo Motos como el cómico, Joaquín Reyes, se disponían a llamar al azar como cada semana. La persona que había al otro lado del teléfono debía responder a la famosa pregunta ‘¿Sabe usted que es lo que quiero?’, cuestión a la que debía contestar para resultar ganadora ‘La tarjeta de ‘El Hormiguero’. Pero no dio tiempo. Cuando los dos revelaron que llamaban del espacio de Antena 3, la mujer rechazó cualquier posibilidad de obtener el premio y espetó para sorpresa de todos: «No lo veo nunca, no me gusta». En ese instante, colgó provocando la risa entre todos los presentes, por lo que Pablo Motos decidió intentarlo una vez más al pensarse que tal vez podía ser una broma.

En este segundo intento, Motos descubrió que la situación que estaba viviendo era verídica. Tras explicarle a la mujer la oportunidad que había perdido así como el motivo de la llamada, la citada mujer se indignó hasta tal punto que llegó a insultarles: «Yo no quiero tanto dinero. Son imbéciles». Nadie daba crédito de lo sucedido, Motos y Reyes se quedaron sin palabras, aunque en cierto modo se lo esperaban. De hecho, el presentador aventurándose a lo que podía enfrentarse, intentó tranquilizarla en los momentos precios: «Espere, no se enfade. Antes de colgarme, usted se está jugando en este momento 6.000 euros». Una oferta que no terminó de convencerle y tras la que no se imaginaba convertirse en viral en redes sociales.

Pablo Motos, mudo y en shock por este momento que rápidamente ha revolucionado Twitter, reaccionó a los pocos segundos de que la mujer colgara por segunda vez diciendo en voz alta: «¡Lo último que ha dicho es son imbéciles!». Desde entonces, los comentarios no han hecho más que repetirse, pues según muchos usuarios y espectadores es la situación más surrealista a la que han hecho frente en el programa. Ellos, por su parte, se lo han tomado con mucho humor, en especial las hormigas que espetaron: «Una cura de humildad».