María del Monte ha aceptado ser concursante de ‘La última cena’ y tendrá que cocinar para los colaboradores de ‘Sálvame’ junto a un enemigo. ¿Afrontará el reto o sus rencillas echarán por tierra su buena mano entre fogones?


La primera edición de ‘La última cena’ ha dejado tras de sí grandes momentos, como ver a Lydia Lozano estresadísima entre fogones, el reencuentro de Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban tras su disputa o cómo se las gastan los colaboradores de ‘Sálvame’ con las artes culinarias. Mucho humor y cachondeo en plató del que volveremos a ser testigos, al anunciarse la llegada de una segunda remesa de personajes famosos que se animan a colgarse el mandil, ensuciarse las manos y soportar las fechorías de los colaboradores hambrientos, no solo por cenar a costa de un famoso, sino también por sacar punta a cada detalle del menú para amenizar la velada con risas y alguna que otra bronca. Lo curioso es quién abrirá estómago en la vuelta de este programa a la parrilla de Telecinco: María del Monte.

La cantante no ha tenido reparos en aceptar la propuesta de Telecinco de demostrar sus dotes como cocinera para batirse en duelo con otro personaje conocido. Será para los especiales que la cadena prepara para amenizar la Nochebuena y la Nochevieja con humor y propuestas gastronómicas.  También con alguna pincelada de polémica y es que la elección de María del Monte como primer concursante confirmado tiene mucha miga, dado que los problemas judiciales y familiares de la que un día fue su mejor amiga, Isabel Pantoja, están a la orden del día y conocer su opinión al respecto es de vital interés para el público.

Foto: MasterChef Celebrity

Seguramente que acuda al plató de ‘La última cena’ dispuesta a guardar silencio y hacer callar a los colaboradores con sus creaciones gastronómicas. No obstante, entre plato y plato seguro que algún dardo deberá esquivar, a no ser que haga diana y le obligue a romper su silencio. Y es que la cantante se ha mantenido en firme hasta ahora y no ha querido posicionarse a favor o en contra de ningún bando enfrentado y se ha negado además a responder las preguntas de los reporteros cuando el tema entraba a colación. Un plus a un programa que ya arrasó en la noche de los viernes en datos de audiencia y que terminó en su primera edición con el triunfo compartido entre Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban.

En esta segunda edición de ‘La última cena’ de Telecinco, los concursantes no lo tendrán más fácil que en su predecesora. Un jurado experto en la materia valorará sus creaciones, cómo se desenvuelven entre fogones y el emplatado de sus producciones culinarias. Todo detalle será analizado con tiento por dos chefs de renombre: Begoña Rodrigo, que repite experiencia, y Miguel Cobo, que viene a sustituir a Sergi Arola en el papel de juez. Si todo sigue su curso y las valoraciones son igual de duras que en su primera edición, los aspirantes al triunfo de ‘La última cena 2’ lo tendrán muy complicado, porque los chefs no están dispuestos a hacer que el espectáculo de la televisión y las chanzas de los colaboradores estrella de Telecinco echen por tierra su buen nombre, su reputación y su amor por la alta cocina.

El misterio está puesto en quiénes son los famosos que han aceptado el reto de ponerse tras las cocinas de ‘La última cena’ para aguantar las perrerías de los colaboradores, las críticas del jurado y, por si fuera poco, lidiar con un compañero con el que no se lleva nada bien. Y es que otro de los ingredientes que hacen de ‘La última cena’ un plato de éxito es que los dos famosos que compiten codo con codo por el triunfo no son amigos, de hecho, suelen tener una rencilla que deben solucionar en plató, eso sí, sin descuidar lo que sucede entre fogones. Mucha tensión que, para el público, se traduce en un delicioso entretenimiento. Aún no se sabe quién será el compañero rival de María del Monte, pero Begoña Rodrigo, la chef que hará las veces de juez, ya conoce a las dos parejas que se embarcan en esta aventura y ya adelanta que “no se llevan nada bien”. ¿Quién será?

Ahora bien, ahora el reto para los famosos que quieren probar suerte como cocineros por una movidita noche ha cambiado. Si en la primera edición eran meros compañeros que debían dar de cenar a los colaboradores de ‘Sálvame’, incluso a Belén Esteban desde la comodidad de su casa, ahora las cosas son distintas. Ya no son un equipo, sino rivales. Ambos cocinarán el mismo plato y será el jurado de expertos los que decidan quién ha rendido mejor entre fogones y qué plato está más cerca de la perfección o más alejado del desastre gastronómico. ¿Se llevará el triunfo María del Monte o tan solo una sorpresa al encontrarse con un enemigo en plató?

Foto: MasterChef Celebrity