Anne Igartiburu habló abiertamente con la cantante en medio de los rumores que la relacionan con la adopción de Chabelita Pantoja.


En medio de la polémica entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera, sin comerlo ni beberlo, María del Monte se ha visto salpicada por la guerra que, de momento, parece no tener fin. Con el conflicto todavía en el aire, la cantante ha protagonizado la nueva entrega de ‘Dos parejas y un destino’ junto a Anne Igartiburu. Ambas se han abierto en canal la una con la otra en Castilla – La Mancha y han hablado abiertamente de sus deseos de ser madre.

Instagram

Durante su encuentro, Anne Igartiburu, que grabó el programa antes de que se confirmara su separación, habló abiertamente con María del Monte sobre la adopción. En concreto, la presentadora narró cómo había sido su experiencia al tener dos hijas adoptadas y uno biológico. «Yo había tenido niños en acogida y luego decidí adoptar. Fue en un viaje en la india, pero no me esperaba crear una familia tan distinta. Siempre he pensado que al final el tema de la familia es con quién vives tú feliz. A mí me da muchísimo coraje cuando miran a mis niñas y las dicen: ‘qué suerte tenéis’. Siempre digo: ‘No te equivoques, qué suerte tenemos todos'». Después de su testimonio, Anne no dudaba en preguntarle a su compañera de viaje si le gustaría adoptar. «Por tu edad te correspondería en adopción un niño entre 4 y 12 años», explicaba la periodista.

Ante estas palabras, la cantante sorprendió a todos con sus palabras: «Quizá lo intenté… Y hasta ahí puedo leer«. Como viene siendo habitual, María del Monte no quiso entrar en detalles, aunque su afirmación no ha pasado desapercibida después de que en los últimos meses se haya relacionado a la interprete de «Cántame» con la adopción de Chabelita Pantoja por parte de Isabel Pantoja.

La presentadora de La 1 y la cantante se han abierto en canal y han hablado abiertamente sobre la muerte de sus respectivos progenitores. En concreto, la conductora de ‘Corazón’ ha explicado lo doloroso que fue decirle adiós a su madre. «Yo quise ver el cuerpo, la caja, me dijeron: ‘No, eres muy pequeña’. Quise verla allí para despedirme, era como ‘si lo veo, voy a estar convencida de que esto ha pasado, de que no habrá nunca más ninguna posibilidad de tenerla físicamente‘», relataba. Por su parte, María del Monte aseguraba que ella no pudo ver a su padre, aunque lo tiene en su mente todos los días de su vida.

Asimismo, también habló abiertamente de la muerte de su hermano hace algunos meses, un durísimo varapalo del que le estaba costando recuperarse. «Su muerte es el palo más grande que a mí me ha dado la vida, él era mis pies, mis manos, mi cómplice, mi alma gemela… nos entendíamos con la mirada, y no entraba en mis planes que esto ocurriera, pero la vida es sabia y no me puedo derrumbar, porque tengo gente a mi alrededor que me necesita», contaba. «Mis tragedias me las tengo que comer… salgo para quitarle las penas a la gente, no para dárselas yo», añadió. 

El deseo de Chabelita Pantoja: Invitar a María del Monte a su boda

Foto: Gtres

Hace una semana, siguiendo los pasos de su hermano, Chabelita Pantoja se sentaba frente a Jorge Javier Vázquez en ‘Sábado deluxe’ para hablar de una vez por todas de todos los frentes que tiene abiertos a raíz del enfrentamiento entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. En su charla en el programa de Telecinco, la joven se mostraba muy ilusionada ante su inminente enlace, fijado para el 26 de junio, y por ello insistía en que le gustaría que se pusiera fin al conflicto familiar para que su madre esté presente en uno de los días más especiales de su vida.

De la misma forma, la hija de la tonadillera insistía en que no le iba a poner ningún impedimento a su madre para que esta no pudiera decir que no acudiría al enlace para no tener que enfrentarse a determinadas personas. En ahí cuando la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ expresaba su deseo de retomar la relación con María del Monte, así como de invitarla a la boda del año. Aunque entendería que no sería agradable para la interprete de ‘Marinero de luces’.