Lluís Mengual, catalán de 27 años y veterano concursante del concurso de TVE, ha llegado a la final de ‘Maestros de la costura’.


Después de meses de duro trabajo, los aprendices se han despedido del taller de ‘Maestros de la Costura’. En el gran duelo final del talent de Televisión Española se han batido en duelo los dos grandes favoritos: Lluis y Borja, dos veteranos del certamen que ya habían participado en ediciones anteriores. «Los dos han aprendido de los errores y no han parado de trabajar», ha destacado María Escoté. Ambos participantes han dado lo mejor de sí en una prueba final que consistía en diseñar y confeccionar un vestido exclusivo. El hilo conductor del duelo consistía en crear «un vestido que pueda estar en cualquier pasarela del mundo», tal y como ha señalado la presentadora, Raquel Sánchez Silva.  La prueba, que ha durado 50 minutos, ha rendido homenaje a Giorgio Armani, un referente de estilo y lujo a nivel mundial. La modelo Eugenia Silva y la modelo Marina Pérez han sido las encargadas de lucir el diseño ganador, que ha sido, finalmente, el de Lluís Mengual. 

«El vestido es espectacular, súper elegante y perfecto para una alfombra roja… Acapararía todos los flashes. Lo va a querer todo el mundo según lo vea… Y es muy sexy», ha aplaudido Palomo Spain sobre su vestido, confeccionado con 80 metros de plumas. «Las proporciones son maravillosas», ha explicado Caprile. «Si alguien se lo llega a poner será muy bonito verlo en movimiento y consigues que cualquier mujer se sienta maravillosa».

TVE

El vencedor se lleva a casa un curso de formación especializada en Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de Madrid, de la Universidad Politécnica de Madrid, además de un cheque por valor de 50.000 euros y el maniquí de oro. «¡Me lo merezco!», ha dicho exultante tras saberse ganador.

Lluís Mengual, de 27 años y natural de Barcelona, se dio a conocer en la cuarta edición de ‘Maestros de la costura’, donde quedó segundo finalista tras la victoria de Ancor. Aficionado a la pintura al óleo, y le gusta el barro y la restauración de muebles. «Aparte de hacer mil cosas como trajes de muñeca, trapos y punto de cruz, juntaba trapos viejos para sacar un retal y aprender a cortar y coser a máquina», ha confesado.

TVE

El catalán, al que los jueces han visto «más protector y amigable» que en su anterior participación, ha confesado haber disfrutado mucho de esta segunda oportunidad: «Me siento más como en mi casa, me siento más tranquilo y me siento más fuerte en esta edición». El joven, de carácter perfeccionista y exigente, ha puesto el listón muy alto: «He dado todo por Maestros de la costura. No me gusta decir las cosas, sino demostrarlas».

TVE

El segundo clasificado, Borja, se va a casa «tristín», pero con la satisfacción del trabajo bien hecho. «Lo que más me ha gustado es ver al Borja que nos ha llegado esta temporada… Si esa parte de ese nuevo Borja es gracias a lo que te hemos podido enseñar María, Palomo y yo ya me siento muy orgulloso de ti y te doy la enhorabuena«, le ha dicho Lorenzo Caprile al ver su diseño, un espectacular vestido plisado en un tejido satinado en color vino. Además, se lleva un premio que consiste en la formación para conseguir un diploma Vogue de Estilismo y Producción de Moda, impartido por Condé Nast College Spain en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid.

«El vestido de Lluís era mejor», reconoce Borja

Natural de Getxo, en Vizcaya, Borja Hernández ha tenido una evolución meteórica en el programa. Apasionado del heavy metal, le gusta el rock y es un especialista en hacer plisados. De hecho, son su sello de identidad y sabe integrarlos en cualquier tipo de prenda. «Mi vestido estaba muy bien, lo que pasa es que el de Lluís estaba mejor. No he perdido, es que no he ganado», ha confesado el joven al conocer que se quedaba en un digno segundo puesto.

TVE 1

Por su parte, los clasificados en tercer y cuarto puesto, Lili y Pablo, han ganado un curso en EOMETRIC, el vanguardista método de patronaje a medida de prendas superiores, creado por el maestro patronista y diseñador Estanislao, que se enseña en formato workshop de cinco días y una masterclass de alta costura y técnicas de sastrería.

Cabe destacar a los otros dos finalistas que se han quedado a las puertas de la gran final: Pablo y Lili, la peruana de 30 años (su nombre real es  Lilian Grace). A esta última, Lorenzo Caprile le ha dedicado unas bonitas palabras en la prueba que ha supuesto su eliminación. Esta consistía en reproducir diseños confeccionados por tres de las casas más importantes a nivel nacional: Navascués, Isabel Núñez y Roberto Diz. Cristina Martínez Pardo, creadora y alma de Navascués, había diseñado en exclusiva un vestido de inspiración clásica. Isabel Núñez, uno de los talentos más jóvenes, propuso una inspiración “ochentera”. Por último, Roberto Diz los animó a recrear una reinterpretación del esmoquin clásico. En la prueba, Lluís, Lili y Pablo contaron la la ayuda de la presentadora Patricia Conde, la actriz Pilar Castro y el cómico Miki Nadal. En el caso de Lili, su trabajo no estuvo a la altura, pero no por ello abandonó el certamen con los halagos de los jueces.

TVE

«A mis 54 años me has dado una lección maravillosa. Nunca has tirado la toalla, nunca has tenido un mal comentario para ninguno de tus compañeros y nunca hemos escuchado quejarte», le ha dicho Caprile a Lili. «Estés donde estés, en ese lugar la gente va a ser feliz. Y ese talento, cariño, no lo tiene casi nadie», apuntaba Raquel Sánchez Silva.

Pablo, por su parte, también se quedaba fuera del certamen tras no haber superado el reto. «Me habéis hecho crecer mucho como persona… es algo que voy a guardar en la cabeza para los momentos en los que me vea sobrepasado», decía el valenciano. El mayor premio ahora para los cuatro jóvenes que han llegado a la recta final de ‘Maestros de la costura» es el reconocimiento público de su talento y la amistad que han forjado a lo largo de estas duras semanas de concurso.