«No voy a llorar porque no se lo merece», ha reconocido el sevillano al ver a su chica dejándose llevar con el atractivo ‘Lobo’.


En la primera hoguera de ‘La isla de las tentaciones‘, Jesús ha podido ver las imágenes de u novia, Marina, dejándose llevar por su buen rollo con Isaac. La sevillana, que no oculta lo atraída que se siente por ‘Lobo’, ha protagonizado escenas que han logrado subir la temperatura del ‘reality’ y que el andaluz ha podido ver junto a sus compañeros. Bailes a altas horas de la madrugada, cruces de miradas, algún arrumaco y hasta un encuentro boca a boca consecuencia de un juego en el que ambos debían mantener un cubito de hielo en sus labios durante 10 segundos.

Las imágenes han sido suficientes para que Jesús tenga claro a dónde quiere llegar su chica. Indignado y visiblemente cabreado, ha reaccionado de manera fría. No se ha venido abajo ni ha derramado ninguna lágrima, pero ha dejado de manifiesto que la actitud de su novia le parece intolerable. «A mí que mi chica de cinco años me haga esto es como que me hincaran un puñal. Lo veo tan absurdo, surrealista e inmaduro por su parte que ya se dará cuenta. Las mayores tortas se dan sin mano. Y se la van a dar», se lamentaba.

Marina se confiesa: «Necesito un tío que me dé caña»

El joven ha reconocido que su relación no estaba en su mejor momento: «Es verdad, la chispa no es la misma de antes. Más que la he protegido yo… Ella ha sido la que la ha cagado, así que me ha tocado ir contracorriente». Sus palabras se producían tras ver a Marina hablando de los puntos débiles de su noviazgo. «Tengo a mi Jesús como que lo tengo que proteger mucho. El problema que yo tengo en mi relación es que nunca me se sentido protegida. Vengo aquí porque necesito una chispa en mi relación. Mi relación iba para abajo del tirón», detallaba la joven. «Que te diga ‘sí, sí, sí’ te cansa. Necesito un tío que me dé caña. Si te fijas una persona que te llama tanto la atención es por algo. Soy sincera. He estado muy enamorada, pero todo ha ido para abajo».

Telecinco

Jesús respondía así a las confesiones de su chica a ‘Lobo’. Le ha costado ver a su novia hablando sin tapujos de su noviazgo con el atractivo soltero: «Realmente me molesta. ¿Quiere encontrar la chispa aquí con otro? Yo no sé nada de él. No sé por qué él tiene que saber de mí. No lo entiendo».

Jesús: «No voy a llorar porque no se lo merece»

Pero aún había más. Cuando le ha tocado ver los momentos de mayor proximidad física su enfado era ya monumental. «Ha cruzado el límite. Me ha hecho una perrería. Quien hace una perrería… No encuentro una palabra más fuerte que decepcionado. Espero que el día que recapacite vea realmente las consecuencias. Y ella lo verá», lamentaba. «No voy a llorar porque no se lo merece. Por dentro hay un puñal, pero no me ha hundido en ningún momento. No se lo merece. Es una falta de respeto a mí, a mi familia, a su familia y a lo que se ha construido en 5 años y ha volado en dos días. Para mí: ‘next».

Telecinco

«Por despecho no voy a actuar porque sé estar en mi sitio. Estoy ahora mismo en una nube que digo: ¿Qué coño haces? Es que no la reconozco. A mí me la han cambiado en el aeropuerto», añadía el sevillano al comprobar el video del flirteo de su chica con Isaac.

La joven, que ha aparecido en un vídeo sexual que ha hecho arder las plataformas digitales, ha decidido dejarse querer por Isaac. Y está bastante dispuesta a disfrutar del momento. En su primera cita con Isaac admitía: «Me transmites buena «Tenemos mucha química que se palpa». El soltero, por su parte, veía claro que tiene posibilidades con la sevillana: «Marina se siente atraída por mí. Me gustan los retos».

«Cuando me toca me pongo tonta, no lo lo puedo remediar»

Marina no sabe «cómo frenar» su atracción hacia Isaac. Y es que con él se siente de maravilla: «Cuando estoy con Isaac me siento como una reina. Noto que nos buscamos mucho, nos buscamos con la mirada. Es como que queremos estar juntos, más de lo que podemos. Hay cosas que no las puedo remediar, que me toqué y me ponga tonta, no lo puedo remediar», ha confesado. «Siento que mi vida va a cambiar de manera radical. Mi destino me está diciendo que necesito un cambio de vida ya«.