«¡Viene aquí a vender joyas, a engañar a la gente. ¡A que paguen 50 pavos lo que vale 7!», se ha quejado el colaborador, cansado del «victimismo zafio» de su compañera.


Una tarde más, Kiko Matamoros ha vuelto a dejar constancia de lo poco que le simpatiza una de sus compañeras de ‘Sálvame’: Anabel Pantoja. La sevillana lleva dos semanas ocupando muchos minutos del programa por su enfrentamiento con Belén Esteban por el negocio de las joyas o por comentar la guerra entre Isabel Pantoja y Kiko Rivera. Un protagonismo que al colaborador no le hace ninguna gracia y que considera consecuencia de un «victimismo zafio» que le saca de quicio.

«Le revienta que alguien como Anabel le vaya bien. Eso es lo que le pasa. Alguien como Anabel, que es tan normal y tan corriente, que lo pete, eso le pone nervioso. Sin estudios y normal, le explota la cabeza», comentaba Laura Fa al escuchar a Matamoros quejándose de la actitud de la sevillana.

«Me ha hecho la vida muy desagradable»

Carlota Corredera, en defensa de Anabel, le recordaba que la joven es muy popular y que tiene más de un millón de seguidores en su cuenta de Instagram. «A mí los seguidores que tenga alguien me da lo mismo», respondía el madrileño. «A mí no me da de comer. Con Anabel no me pasa nada, ni me quita el sueño, ni me preocupa. Me da igual lo que le pase. Lo que pasa es que a veces cuando hemos estado en el plató me ha hecho la vida muy desagradable porque no se puede opinar de su familia con libertad porque entonces ella se ofende».

Telecinco

«No me gusta. No es clasismo. Es que no me gusta», insistía Matamoros. «Teníamos bastante con la llorona de Raquel Bollo para que venga esta con la misma historia. Una fotocopia reducida. Bollo era una llorona, que todo el mundo estaba en contra de ella», decía. «Estoy hasta las narices de venir aquí y compañeros como yo, como Kiko Hernández, como Patiño, como Lydia… que se dejan la piel, se implican, se manchan… ¡Y luego tienes a esta que está aquí sentada todo el puto día, con el teléfono, con el no sé qué. ¡A mí me saca de los nervios! ¡Me pone enfermo porque es una vaga de siete suelas!».

Sincero, Kiko Matamoros reconocía que preferiría que llamasen más a otros compañeros en vez de a ella. «A mí me molesta que no traigan a Canales un día para que traigan a esta. ¡Y ya está! No me gusta. Esa es mi frustración». Carlota Corredera bromeaba con sus comentarios de indignación: «Monta ‘Telematamoros’ y tú vuelves a los muñequitos».

Telecinco

Entonces, María Patiño intervenía para apoyar a su compañero: «Estoy de acuerdo con Kiko porque no hay nada como quejarte para que te pongan un coach o te den una sección. Eso es cierto. ¡Que la gente que trabaja aquí codo a codo ni nos ponen coaches ni nos dan sección!». Matamoros se crecía: «¡Viene aquí a vender joyas, a engañar a la gente. ¡A que paguen 50 pavos lo que vale 7!».

Patiño se suma a las quejas de Kiko Matamoros: «Se premia a la gente quejica»

«Huele a rebelión», comentaba Carlota Corredera al escuchar las quejas de Patiño y Matamoros casi al unísono. «Veo que a veces se premia a la gente quejica y me da mucha rabia. Hay una realidad: y es que Anabel las últimas dos semanas Anabel ha funcionado. No tengo nada en contra de Anabel, pero sí que es verdad que a veces estás en tu casa y dices: ¡Manda narices!», añadía la gallega.

Carlota Corredera lanzaba una pregunta a todos los colaboradores: «¿Por qué creéiss que los directores la mantienen? ¿Porque es quejica?». Lydia Lozano salía en defensa de Anabel Pantoja, alegando que todos y cada uno de los colaboradores han tenido momentos de protagonismo en ‘Sálvame’: «Ha habido dos días con unas audiencias increíbles. Y eso igual que cuando nos toca a nosotros». La última en poner la puntilla al asunto era Laura Fa: «Pues ya está Laura Fa. Al final es clasismo y celos».