Anabel Pantoja se ha sentado en 'TardeAR' para ponerse al frente del espacio que protagoniza en el programa de Ana Rosa Quintana. La sobrina de Isabel Pantoja ha reaparecido después de su polémico desplante a Isa Pantoja en la Comunión de su hijo, al que, valga el apunte, no ha hecho referencia alguna. 

En este nuevo capítulo de 'Los mundos de Anabel', la influencer se ha marchado a Hollywood para visitar las impresionantes mansiones de algunas de las estrellas más conocidas de la industria del cine. Ha llamado poderosamente la atención su reacción a las puertas de una de ella, donde se ha puesto a llorar desconsolada. A lo que hay que sumar otro percance que ha tenido por el que también ha acabado entre lágrimas…

La sonada ausencia de Anabel Pantoja en una fecha más que señalada para Isa Pantoja

La vida de Anabel Pantoja ha dado un giro de 180 grados desde que se marchó del extinto 'Sálvame'. La exmujer de Omar Sánchez, a quien dedicó un zasca recientemente tras su mediática ruptura con Marina Ruiz, es una de las influencers más queridas y seguidas de nuestro país en Instagram. No en vano, acumula cerca de dos millones de seguidores. Una cifra nada despreciable que le ha permitido vivir de su imagen y del contenido que produce en las redes sociales. Su tirón es tal que Ana Rosa Quintana no dudó en ficharla a los pocos meses de dar el pistoletazo de salida a su nueva aventura profesional en Telecinco. Una decisión que molestó y mucho a sus excompañeros de cadena. 

Joaquin Prat

También te interesará

Joaquín Prat reacciona al desafío de Ángel Cristo a la organización de ‘Supervivientes’ que podría salirle caro

Cada semana, Anabel Pantoja se enfrenta a un reto en 'TardeAR' que, posteriormente, relata a la audiencia con su característico desparpajo. La colaboradora ya ha regresado de Estados Unidos, donde se marchó coincidiendo con la Comunión de Alberto, el hijo de Isa Pantoja y Alberto Isla. Una circunstancia que le impidió asistir a esta fecha tan señalada para su prima y que ha sido muy cuestionada por varios tertulianos de otros programas de Mediaset. Entre ellos, Alessandro Lequio, quien también cargó duramente contra Dulce por destapar sus "dos errores". Haciendo oídos sordos a las críticas, Anabel Pantoja se lo ha pasado en grande en suelo estadounidense a tenor de las imágenes emitidas en el programa. Esto a pesar de los lloros y el problema que ha vivido en la meca del séptimo arte. 

Anabel Pantoja

Anabel Pantoja en un photocall

Gtres

El bajón de la sobrina de Isabel Pantoja al conocer dónde se encontraba

Después de visitar algunas mansiones tan descomunales como la que compartían Brad Pitt y su exmujer Jennifer Aniston, Anabel Pantoja ponía rumbo a la de Michael Jackson. Nada más plantearse delante de la cerca (no ha podido cruzar el portón de entrada, cabe resaltar), el equipo de producción le informaba de dónde se encontraba. Ha sido nada más escuchar el nombre del cantante cuando la 'influencer' se ha venido abajo, incapaz de contener las lágrimas. Saberse delante de la impresionante vivienda donde vivió y murió, de siete dormitorios y 13 baños y malvendida en 2012 por 14 millones de euros, le ha afectado sobremanera. 

"Aquí vivió sus últimos días. Yo no podría vivir aquí. Pobrecito. A mí me daba mucha pena que él pasara aquí sus últimos días. Que Dios le tenga en su gloria y esté descansando", decía desconsolada al tiempo que se santiguaba. Una vez terminada la escena, Anabel Pantoja ha puesto rumbo a su "reto" del día: andar hasta el Monte Lee, la colina en Los Ángeles donde se emplaza el icónico letrero de Hollywood. A la prima de Isa Pantoja no le ha sentado nada bien enterarse de que tenía que caminar el trayecto de media hora de subida y media de bajada hasta llegar ahí. Algo que ha tratado de evitar por todos los medios. 

De Nagore Robles a Anabel Pantoja: los famosos opinan sobre la actuación de Nebulossa en Eurovisión

También te interesará

De Nagore Robles a Anabel Pantoja: las famosas opinan sobre la actuación de Nebulossa en Eurovisión

La reticencia de Anabel Pantoja a cumplir con el reto de 'TardeAR'

"Yo no voy a subir hasta arriba, me parece precioso, pero no. Bueno, que no quede porque no lo intento, pero vamos, que no he venido para hacer una triatlón. 
No voy a subir dos horas cuesta arriba. Que hay serpientes. No, yo no voy a morir aquí en Hollywood por una serpiente. Es que a mí no me pagan para esto. No hay ceros para pagar esto. Qué necesidad. No me puede pasar nada peor en mi vida", se quejaba Anabel Pantoja, visiblemente molesta con el equipo de 'TardeAR' que le acompañaba.

La influencer se ponía a caminar a regañadientes, aunque, finalmente, se ha negado a continuar con la caminata. "Que no puedo más, que estoy agobiada, que no puedo más. Que esto no estaba en el contrato. Que yo no quiero ser actriz, que yo quiero ser influencer. Yo no voy a subir al cartel porque el cartel se ve desde Sevilla", sentenciaba entre lágrimas.