La malagueña ha intentado entrar de nuevo en el concurso de TVE 1, pero los nervios le han jugado una mala pasada.


Tras se expulsada en la sexta gala del talent culinario, Terelu Campos ha regresado al  plató de ‘MasterChef Celebrity 9’ para participar en la prueba de la repesca. Una oportunidad de oro para regresar al concurso que la malagueña ha querido aprovechar al máximo. Sin embargo, su propuesta para el reto que han planteado los chefs no ha convencido a los chefs. A los concursantes de la prueba se les pedía que preparasen un menú siguiendo los preceptos del ‘batch cooking’. Un método que propone cocinar en pocas horas para toda la semana, optimizando al máximo los recursos y cocciones de alimentos.

La hija de María Teresa Campos ha preparado un total de cinco platos. Entre ellos, un pollo asado, un arroz blanco y unas croquetas que no le ha dado tiempo ni de rebozar ni de freír. Un desastre consecuencia de los nervios y la contrarreloj a la que se ha sumado una presentación bastante pobre. Sus ‘tuppers’ no han gustado nada a los miembros del jurado. «De las cinco elaboraciones, una no sirve por no estar acabada y tres no tienen sabor», le ha dicho Pepe Rodríguez. A la malagueña no le ha quedado más remedio que aceptar que con este fallo se ha quedado sin opciones de entrar en el ‘talent’ de La 1.

«¿Cómo se te queda el cuerpo? A mí, mal no. lo siguiente, con las croquetas sin freír. Se me queda mal cuerpo», ha lamentado.

El paso de Terelu en ‘MasterChef’ ha durado mucho menos de lo que hubiera deseado. La malagueña, aficionada a la cocina desde joven, siempre ha hecho alarde de lo bien que se le dan determinados guisos y recetas de familia. Su madre, María Teresa Campos, y su hermana, Carmen Borrego, han proclamado a los cuatro vientos en infinidad de veces sus reconocidas virtudes para preparar platos exquisitos. Cabe recordar que no hace mucho se alzaba como ganadora de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’, donde venció por goleada a sus contrincantes (Gianmarco Onestini, Yurena y Sofía Suescun).

«Masterchef’ es una cura de humildad»

Cuando entró en el concurso de TVE no ocultaba su emoción. «Masterchef’ es una cura de humildad en tu vida. Ahí no sirve de nada los años que tú lleves de carrera, ya sea de actriz, de diseñador, de periodista, de reportero, de humorista… Cuando llegas te quedas en pelotillas. Crees que el todo el bagaje de cada uno te va a servir y no te sirve de nada. Ni siquiera te sirve pensar que sabes un poquito cocinar», confesaría en el diario ‘El Periódico’. En el programa ha llorado y ha pasado verdaderos apuros, pero ningún contratiempo le quitaba las ganas de seguir luchando.