«Cuando toca en tu familia eres consciente de la película de ciencia ficción que estamos viviendo”, ha lamentado la presentadora.


Este lunes, Carlota Corredera no ha podido reprimir las lágrimas al recordar a su tío, Nanó, fallecido la semana pasada como consecuencia del coronavirus. Era el primer día que la gallega presentaba ‘Sálvame’ desde el fallecimiento de su familiar por Covid-19. Emocionada, ha explicado que el hermano mayor de su madre «era una persona de muchísimo riesgo”, y «sabía y era consciente de que si se contagiaba podía pasar lo que ha pasado». Pero «solo tenía 76 años».

«Cuando toca en tu familia eres consciente de la película de ciencia ficción que estamos viviendo»

«Quiero agradecer a todo el mundo las muestras de cariño hacia mí y hacia mi familia. Y quiero mandar un beso muy grande a mi madre y a mis tías, que están pasando unos momentos complicados», decía la presentadora con la voz entrecortada. «Muchas veces hemos escuchado en la tele que hay personas que se han sin despedirse, sin poder decirles que les quieres. Pero cuando toca en tu familia eres consciente de la película de ciencia ficción que estamos viviendo”.

Telecinco

Emocionada, la periodista lamentaba que su familiar haya fallecido sin haber tenido acceso a una vacuna. «Desde aquí quiero decir que hay que tener muchísimo cuidado. Tenemos que tener responsabilidad individual todos y ojalá consigamos que haya una vacunación masiva. Mi tío no llegó a tiempo de tener esa vacuna. Pero ojalá, de verdad, nos organicemos para hacer vacunaciones masivas y que pronto podamos vivir sin miedo y sin tener que despedir a familiares sin decirles que les quieres y sin cogerlos de la mano”, lamentaba.

Por último, ha recordado que en esta tercera ola que vive España ate la pandemia no debemos bajar la guardia y debemos seguir usando «el gel hidroalcohólico y cuidarnos muchísimo».

Redes Sociales

Fue el pasado 6 de febrero cuando Carlota Corredera reveló que había perdido a su tío por coronavirus. «Casi dos mil muertes en España por Covid en la última semana. Casi dos mil personas que se han ido sin poder abrazar o agarrar de la mano a sus seres queridos. Es el caso de mi tío Nanó. Valgan estas líneas como despedida de mi querido tío Fernando Llauger Boullosa«, decía en su cuenta de Instagram.

«Qué tristeza no poder haberte dicho por última vez lo mucho que te queríamos»

T«Vivía solo desde hacía 11 años, cuando falleció su madre, mi abuela Maruja. Sin hijos ni pareja pero con tres hermanas, un cuñado y ocho sobrinos que lo adoramos», detallaba en su post. «Conocía cada rincón de Vigo, especialmente de Lavadores y O Calvario. Se pateó a fondo toda la ciudad a lo largo de sus 76 años, con las paradas obligatorias para el chiqueteo y los Ducados. Fan absoluto de Federico se emocionaba orgulloso cuando su admirado locutor me nombraba en su programa. O cuando salía algo mío en el Faro o La Voz», contaba, emocionada.

«‘Carloteira» me llamaba. Qué pena tan grande no poder estar en Vigo. Qué tristeza no poder haberte dicho por última vez lo mucho que te queríamos tod@s tus sobrin@s. Quiero dar las gracias más sentidas al equipo del hospital que le acompañaron y cuidaron hasta su último aliento. Y todo mi reconocimiento a mi prima Elena, la doctora Lorenzo Llauger. Ya estás con los abueliños. Háblales por favor de su bisnieta Alba. Diles que los siento siempre conmigo. Buen viaje, tío. Eras, fundamentalmente, una buena persona. Descansa en paz», finalizaba. 

© Telecinco

La autora de ‘Hablemos de nosotras’ está atravesando días muy tristes tras esta dura pérdida que la pilla en Madrid, donde vive con su marido y su hija, cuando toda su familia reside en su ciudad natal, Vigo. Son momentos en los que desearía estar junto a los suyos, y esta circunstancia hace más difícil el duelo. Y es que Carlota Corredera es una mujer muy familiar. Recientemente, la presentadora hablaba de su padre y de su hermana, a quienes perdió siendo muy joven. «Compartí solo 20 años con él y de alguna manera, aunque él no lo sabía, me dejó un manual de instrucciones. Lo echo mucho de menos, creo que hubiera sido un abuelo excepcional. Empezó muy chico trabajando, soy hija del sector naval. Fue una persona muy honesta y comprometida, para mí es ejemplo absoluto y referente», narraba.