La presentadora se posiciona a favor de la hija de Rocío Carrasco y reconoce que el malagueño es persona non grata: «Es una persona que está en cuarentena».


Este viernes, Carlota Corredera ha hablado sobre las declaraciones que está ofreciendo Rocío Carrasco en ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Un documental en el que la hija de Rocío Jurado ha roto dos décadas de silencio para contar su verdad sobre sus 43 años de vida… la mitad de ellos los ha pasado enfrentada en los juzgados a Antonio David Flores. Una persona ‘non grata’ para la presentadora, que no ha tenido reparos en reconocer que el malagueño no es santo de su devoción.

«Como presentadora estoy feliz porque haya hablado de Rocío y por la repercusión que está teniendo», decía la de Vigo en el desfile de Ágatha Ruiz de la Prada celebrado en la MBMFW. Se siente «atrapada por la historia y por su relato». Y cree que después de «24 años escuchando la otra parte» ha llegado la ocasión de escuchar su testimonio: «Este es su momento».

La periodista cree que «es importantísimo escuchar a Rocío Flores», de la que le encantaría poder conocer su opinión sobre el documental cuando éste llegue a su fin. «Me gustaría escucharla cuando termine la docuserie, cuando haya escuchado el relato completo de su madre».

Pero Corredera también se pronuncia sobre Antonio David, su compañero en ‘Sálvame’, a quien no deja muy bien parado. No se pierda el vídeo para ver cómo admite que el malagueño no le resulta especialmente simpático.

Vídeo: Europa Press

Antonio David Flores
Gtres

Carlota Corredera ha contado que tras el estreno del documental, Antonio David se puso en contacto con ella para comentarle: «Estaba seguro de que iba a hacer algo así porque no tiene dinero». La presentadora ha hecho especial hincapié en que su compañero estaba «muy pendiente del tema del dinero, del tema económico, le preocupaba mucho cuánto había cobrado». 

«Para mí Antonio David está en cuarentena»

Y aunque no es amiga de Rocío Carrasco ni de Fidel, con los que ha coincidido en varias ocasiones y tiene «una relación cordial», ambas tienen un gran amigo en común: David Valldeperas, director de ‘Sálvame’. La gallega señala que le gustaría volver a cruzarse a Rocío, con cuya historia ha empatizado: «Tengo muchísimas ganas de volver a verla y de darle un abrazo».

A Antonio David, en cambio, no le apetece tanto verlo de nuevo. «Para mí Antonio David es una persona que está en cuarentena. He trabajado con él. No es una persona por la que yo tuviese especial simpatía. No es una persona en la que yo acabase de confiar por lo que ha pasado durante tantos años, pero tengo la conciencia tranquila. Tengo mis filias y mis fobias pero las dejo en la puerta del plató. Soy una profesional, ahora las cosas han cambiado. He empezado a escuchar la versión de Rocío y Antonio David está en cuarentena».