Ana María Aldón y Rocío Flores han tenido oportunidad de sincerarse, una vez más, en los Cayos Cochinos. Antes de abandonar Honduras y partir de regreso a España, donde se celebrará la final dentro de una semana, la mujer de José Ortega Cano y la hija de Antonio David Flores han podido resolver las pequeñas rencillas que han tenido en el ‘reality’ en un emotivo cara a cara donde han hablado de lo que las ha separado… y de lo que las une.

Cuando nos encontramos en la recta final del concurso, casi todos los concursantes ha podido dialogar con sus compañeros para hablar de manera sincera y hacer balance de su relación a lo largo del espacio, dejando resuelto así cualquier asunto pendiente. Como era de esperar, el encuentro entre la nieta de ‘la más grande’ y la mujer del diestro ha sido muy sincero. Y ambas mujeres han abordado sin tapujos cuestiones tan delicadas como la decepción inicial de la joven respecto a Ana María en las primeras semanas de ‘Supervivientes 2020’.

Ana María: «No estuve a la altura»

La primera en pronunciarse fue la andaluza, quien quiso agradecer haber tenido una actitud intachable. «Tendría que ser yo quien te animara a ti. No estuve a la altura y no me lo has tenido en cuenta. Me has hecho muy feliz me has dado más en el concurso que yo a ti. Tengo 42 años y hay lecciones que me las has dado ti a mí», le decía. «Eres clara y directa», añadía.

La respuesta de Rocío fue concisa. Sin dar rodeos, la joven admitía: «Espero que que etapa hayamos sido capaces de equilibrar la balanza. Yo entré en este concurso con la idea de que Ana María formaba parte de mi familia absolutamente y que eso iba a ir por encima de cualquier cosa. Me dio un chute de realidad y vi que era de tú eras de una manera y yo era de otra. Tú decidiste que éramos concursantes totalmente individuales y que tú venías a hacer tu concurso y yo el mío».

«Aunque no seas de mi familia, ser la mujer de quien eres lo determina todo», señala Rocío

 

«¿Me guardas una espinita?», quiso saber la modista. Rocío le dejaba claro que no le guarda ningún rencor. «No lo entiendo, porque aunque no seas de mi sangre solamente ser la mujer de quien eres para mí lo determina todo. Pero te lo tengo que agradecer porque gracias a eso he podido tomarme las cosas de otra manera».

Ana María le reprochaba a Rocío no haber tenido «un poco de tacto conmigo» en algunas ocasiones cuando se ha dirigido a ella. La hija de Rociíto le lanzaba otro pequeño reproche, entre risas: «A veces no te enteras de la misa la mitad». Pero, ante todo, se quedaba con los aspectos más positivos: «Eres muy graciosa. Conmigo has sido muy graciosa».

 

1La conversación más sincera entre Ana María y Rocío, en la recta final del concurso

La charla a corazón abierto entre Ana María y Rocío Flores se produce en la recta final del ‘reality’, cuando apenas queda una semana para que la presente edición llegue concluya.

2Una relación marcada por los desencuentros

A lo largo de estas 13 semanas de concurso, la relación entre ambas ha estado marcada por los desencuentros entre ambas. Desde un principio, Ana María se desmarcaba del camino de la joven y dejaba claro que tenía intención de hacer su concurso. Y pretendía que Rocío hiciera lo propio.

3Rocío se ha sentido decepcionada con Ana María

La actitud de Ana María provocó, una vez tras otra, la decepción de Rocío. La andaluza no intervino cuando Yiya la atacaba con dureza. Es más: se hizo amiga suya. La joven no comprendía el comportamiento de la andaluza, a quien siempre ha considerado parte de su familia.

4El planchazo de Ana María en Honduras: "A mi familia la tengo en España"

El antes y el después en su relación se produjo cuando Ana María soltaba en la palapa: «A mi familia la tengo en España». Sus declaraciones cayeron como un jarro de agua fría en Rocío.

5Ortega Cano intercedió a favor de Rocío

Poco después de que su mujer dejara planchada a Rocío en directo, Ortega Cano se ponía en contacto con su mujer para pedirle un acercamiento con la nieta de su primera esposa. «Quiero verte al lado de Rocío», le rogaba.

6Ana María, a lo suyo

La nieta de ‘la más grande’ nunca imaginó el espaldarazo que iba a recibir por parte de Ana María. Ésta no solo nunca la apoyó o la defendió ante los ataques de Yiya: en todo momento marcó su propia hoja de ruta. Y en su mapa no había dibujado un camino para Rocío.

7Así se apaciguaron las cosas entre ellas

Lo cierto es que tras aquel incidente, Rocío siguió adelante con su concurso y dejó de fijarse tanto en la actitud de Ana María. Esto ayudó a que las aguas se calmaran entre ellas.

8Se han acercado en la última etapa del concurso

Y, poco a poco, volvieron a acercarse. Este acercamiento se producía en las últimas semanas del ‘reality’, ya que antes habían estado en playas separadas. El cariño seguía estando allí, así que poco costó que el vínculo se reforzara nuevamente.

9En son de paz

Como el tiempo todo lo pone en su lugar, que dieran su brazo a torcer fue tarea sencilla. Tras su sincera charla ha quedado demostrado que, aunque tienen un concepto distinto sobre la familia, existe un enorme afecto entre ellas.

10¿Se llevará alguna el maletín con 200.000 euros?

Es cuestión de tiempo saber qué decidirá la audiencia del concurso y si elegirán a alguna de ellas para alzarse con la victoria y regresar a casa con 200.000 euros en un maletín. ¿Será Ana María o Rocío? Quién sabe… Hagan sus apuestas.