En pleno tsunami por la ruptura del matrimonio de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin,el resto de los miembros de la familia continúan con su vida normal. En el caso de Victoria Federica esa cotidianidad tiene que ver con su pasión por la moda, que lleva camino de convertirla en una de las influencers más seguidas de nuestro país. Por eso, no quiso faltar al desfile de Alta Costura de Dior para la primavera/verano de 2022, celebrado en el Museo Rodin, de París. Pero antes de su viaje a la capital gala, vimos a Victoria Federica con su novio, Jorge Bárcenas, paseando por Madrid, con su look más casual y el shopping bag que todas querríamos tener en nuestro armario.

La hija de la infanta Elena mantiene ese estilo casual de su primera adolescencia, que ha ido sofisticando con el paso de los años. Si en las fiestas y alfombras rojas que ya ha paseado la hemos visto con espectaculares trajes de noche (la mayoría firmados por Lorenzo Caprile, el modisto amigo de su madre y su tía Cristina) en su día a día recurre a las prendas más sport con vaqueros, sudaderas y sneakers, casi como uniforme, pero todo en clave muy fashion.

Victoria Federica también tiene el shopping bag clásico de Louis Vuitton

Durante su paseo por Madrid, la joven eligió un jersey de lana oversize y los pantalones vaqueros patchwork en varios tonos de azul con motivo integral monogram, holgados y con pernera ligeramente acampanada, de Louis Vuitton, que tienen un precio de 1.900 euros. Pero no fue la única pieza de su estilismo de la exclusiva firma francesa, porque Victoria Federica también llevó bajó su brazo el bolso Neverfull, el shopping bag más clásico y exclusivo, que se puede adquirir por 1.250 euros.
Un modelo confeccionado en lona monogram flexible y ribeteado en piel natural, con cordones laterales y asas finas para llevarlo al hombro o en el codo. Su interior, forrado en tela colorida, tiene una cartera extraíble que puede usarse como bolso de mano o como bolsillo adicional.

El Neverfull se une a su larga colección de bolsos más exclusivos, desde los Chanel, algunos de ellos ‘robados’ del armario de su madre, que tiene varios modelos del icónico 2.55 a diseños de Loewe, Dior, Prada…  

Como pez en el agua en el mundo de la moda

La hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar está demostrando lo mucho que sabe de moda, sin duda herencia de su progenitor. Además, cuenta con la ventaja de que sus apellidos le permiten estar en los lugares más privilegiados, como ha sido el desfile de Alta Costura de Dior, algo que otras influencers con muchos más seguidores tienen bastante más complicado.