Isabel Preysler nos ha sorprendido a todos con su look más juvenil. Un estilismo de lo más casual que su hija Tamara ha llevado en más de una ocasión.


La Galería de arte del Palacio de Cibeles abría ayer sus puertas para presentar su nueva exposición dedicada al artista colombiano Fernando Botero. Bajo el título de Botero, 60 años de pintura, la exhibición busca acercar al público seis de las siete décadas de la trayectoria de este singular pintor tan reconocible gracias a sus voluminosas figuras y a sus personajes tan sumamente regordetes. A su inauguración, como no podía ser de otra forma, acudieron multitud de famosos de diferentes contextos unidos por su amor al arte. Entre ellos, la pareja más elegante del momento, la formada por Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. La reina de corazones, de la mano del escritor, se acercó al edificio del Ayuntamiento de Madrid y, para sorpresa de todos, lo hizo con un estilismo de lo más juvenil.

A sus 69 años, Isabel Preysler optó por un look tan casual como acertado que prácticamente la igualaba a su hija Tamara Falcó. Y es que las prendas que eligió para acudir a esta singular exposición conformaban un conjunto que la diseñadora de moda y colaboradora de televisión suele llevar en su día a día. Aunque madre e hija prefieren siempre los vestidos largos o midi, lo cierto es que Tamara también es muy fan de la combinación camisa y pantalón vaquero. Un perfecto binomio que ha inspirado a la socialité de España por excelencia y que no puede gustarnos más.

El look más juvenil de Isabel Preysler: camisa y pantalón vaquero

Aunque el estilismo era de lo más sencillo y casual, lo cierto es que Isabel Preysler estaba tan guapa como de costumbre. Eligió una sencilla camisa de blanca de rayas irregulares en color azul de Rails y unos pantalones vaqueros ligeramente acampanados en un tono más oscuro. Los jeans, con bonitos bolsillos delanteros, presentaban detalles trenzados que daban a la prenda un toque más especial. Sin embargo, la guinda del pastel no era otra que la tan necesaria mascarilla (también de Rails), que presentaba el mismo estampado que la camisa y combinaba a la perfección.

A modo de calzado, la socialité eligió unas cuñas de esparto en color azul marino y, como bolso, optó por una bandolera de Loewe de 1.750 euros en el mismo tono con asa marrón. Sin accesorios ni abalorios, la Preysler decidió recoger su pelo en una coleta baja y solo añadió unos aros de oro y un reloj en su muñeca. Cómoda y a la moda, la madre de Ana Boyer volvía a demostrar que ella tiene un estilo único; y que, aún inspirándose en su hija Tamara, consigue enamorarnos de la mejor forma.