«Has tenido que morir para que descubra el dolor del alma… Ese no tiene consuelo «, ha escrito el colaborador de ‘Sálvame’.


Víctor Sandoval está atravesando uno de los momentos más difíciles de su vida. El colaborador de ‘Sálvame’ ha anunciado que su madre, Asunción Novillo, ha fallecido este sábado a consecuencias de las graves secuelas que el coronavirus le dejó.

«Solo has estado dos meses sin papá, ya estáis juntitos. Mamá me dejas roto, el dolor es tan grande que me cuesta hasta respirar… siempre me decías que estaba enmadrado y que razón tenías… has tenido que morir para que descubra el dolor del alma… ese no tiene consuelo … descansa en paz mamá… volveremos a vernos ❤️ te quiero #mamá», ha escrito el colaborador en sus redes sociales junto a una imagen en la que aparece dándole un beso a su progenitora. Este duro golpe llega dos meses después de que Sandoval tuviera que decirle adiós a su padre.

Fue el pasado jueves cuando el colaborador se rompía en el programa de las tardes de Telecinco y anunciaba que su madre estaba en cuidados paliativos. «Mi madre está agonizando desde hace una semana, por eso yo no he venido al programa. Superó el coronavirus con 92 años, pero dar negativo en PCR no quiere decir que ese bicho te destroce por dentro», decía roto de dolor.

Tal y como él mismo explicó, la enfermedad provocó que le destrozara los pulmones y la cabeza. «Lleva una semana agonizando. Ahora entiendo lo que significa esa palabra… es horrorosa, está mi hermana con ella, porque puede entrar una persona y ya no puede salir», contaba con lágrimas en los ojos.

Arropado por sus compañeros

En estos difíciles momentos, Víctor Sandoval está más arropado que nunca por sus compañeros de profesión. Inmediatamente después de comunicar la triste pérdida, sus amigos de ‘Sálvame’ expresaban sus condolencias. «Querido Victor, todo mi cariño para ti y para tu familia. Sabes que te quiero. Descanse en PAZ», escribía Maestro Joao. «Lo siento Victor, mucho ánimo», sentía Diego Matamoros. «Querido amigo no estás solo, a tu lado estamos todos los que te queremos. Tu mamá siempre estará dentro de ti», escribía Chelo García Cortés. «Te cuidó en la tierra y ahora lo hará desde el cielo.
D.E.P ?», expresaba Rosa Benito. «Oichhhh! Cuanto lo siento Victor, que así sea juntitos los dos», aseguraba Bibiana Fernández.

No le habían comunicado la muerte de su marido

Este duro varapalo llega pocos meses después de que Sandoval perdiera a su padre. En concreto, el pasado 26 de febrero Sandoval le decía adiós a su progenitor. “Algo se me fue contigo padre. Las raíces de mi vida y de mi sangre… Descansa en paz papá… Te quiero muchísimo”, comunicaba en sus redes sociales.

Poco después de su pérdida, el colaborador explicaba en ‘Sálvame’ que la triste noticia no se la habían comunicado a su madre: «Nosotros no se lo hemos dicho, hace dos meses que murió… mi madre lleva así un mes. El día que yo aparecí en el Deluxe, al día siguiente me llamaron mis hermanos diciéndome que a mi madre la iban a hospitalizar».

Asimismo, el pasado jueves, el propio tertuliano aseguraba que llegó a pensar que alguien le había dicho a su madre que su marido había muerto. «Pensé que lo que quería era irse con él, pero cuando de repente le hicieron la prueba y dio positivo, yo me quedé afónico, perdí la voz. Tuve un shock emocional que ahora cuando venga la psicóloga, le voy a preguntar. No podía salir a la calle porque tenía miedo a contagiarme. Llegué a pensar que igual yo tenía síntomas y me estaba muriendo», explicaba roto de dolor.

Superó el coronavirus

Hace unas semanas, Víctor Sandoval confirmaba a través de sus redes sociales que su madre, de 92 años, había superado el coronavirus. «En mi último post di las gracias al equipo médico del Hospital 12 de Octubre, en especial a Patricia, la enfermera que hacía que nos sintiéramos más cerca de mi madre. Gracias a ellos ha superado el Covid-19 y hoy recibe el alta, ya ha dado negativo en el test. Ya os contaré con detalle en ‘Sálvame’ cómo ha sido todo y qué mortales consecuencias trae. Dar las gracias a mis directores, que me han permitido vivir este dolor en privado sin tener que exponerme. Gracias por sus palabras de consuelo que me han devuelto la vida. Gracias a todos los que os habéis preocupado por mí aún sin saber lo que pasaba. A mis compañeros y amigos y, sobre todo, gracias a mis hermanos, porque hemos estado más unidos que nunca y así seguiremos”, agradecía por entonces.