Tamara Gorro responde incómoda a una desafortunada pregunta sobre la salud de su hijo

Tamara Gorro no ha recibido con agrado una pregunta desagradable sobre la salud de su hijo. Ella, a pesar de su cabreo, ha respondido como mejor ha podido

Tamara Gorro es muy activa en las redes sociales, donde comparte su día a día con su familia, sus nuevos proyectos profesionales, lo bueno y lo malo que le sucede, lo que piensa… pero hasta ella tiene un límite que no está dispuesta a traspasar. No le importa lo que se diga sobre ella o cómo sus seguidores reacciones a sus publicaciones. Eso sí, sus hijos no están en juego en este tipo de prácticas y ante una pregunta incómoda de una seguidora, ella no ha podido evitar saltar “con respeto”, pero con firmeza.

Tamara Gorro bautiza con ilusión a su hijo Antonio: todas las fotos

Como suele hacer todas las semanas, Tamara Gorro ha compartido un vídeo en su canal de YouTube. Esta vez, el objetivo era responder a algunas de las preguntas que sus seguidores le han ido haciendo: “He contestado las bonitas y algunas que me he encontrado que, para mí, no son agradables”, comienza a adelantar la influencer un vídeo que está dando mucho que hablar.

El motivo de peso que obliga a Tamara Gorro a plantar a sus fans

Entre esas preguntas “poco agradables” está una sobre su hijo Antonio que, a su parecer, es tan ambigua que no sabe si tomársela a malas, pero no le ha hecho ni pizca de gracia. “Esta pregunta la voy a hacer, pero no sé si la dices con maldad, espero que no, o con qué enfoque dices esta pregunta tan absurda”, reconoce. La pregunta que tanto le ha molestado a Tamara Gorro es “¿qué le pasa a su hijo Antonio, que se le ve siempre muy lento?”.

El último derroche de Tamara Gorro en su celebración de cumpleaños

A Tamara Gorro no le ha gustado nada la pregunta, pero confiando en la bondad de sus seguidores, ha respondido sin reparos: “Si lo hace con respeto, yo te voy a contestar de la misma manera, con respeto. Considero que esas preguntas no debes hacerlas porque ni a ti, ni a nadie, le importan. Mi hijo no está enfermo, para nada, y si estuviera enfermo, que Dios no lo quiera, no tendría ningún problema en decirlo, te lo puedo asegurar. Si mi hijo está más lento, según tú, es porque todos los niños no son iguales. Hay niños que caminan con 13 meses, otros con 15, otros con 17. Me parece un poco absurda esta pregunta, porque tú veas a un niño más lento, no puedes decir que está enfermo”, sentencia.

Clase práctica de postureo: las famosas nos enseñan a posar

Tamara Gorro ha aprovechado la ocasión para aleccionar a sus seguidores sobre el motivo por el que no se puede hacer este tipo de preguntas, porque pueden llevar a equívocos y creerse que el “niño está enfermo”. Por eso pide tacto a la hora de “hacer estas cosas”.

Por si no había quedado claro, Tamara Gorro subraya el hecho de que “mi hijo no está enfermo, mi hija no está enferma. Son dos soles, tienen salud que es lo importante en esta vida, porque sin salud no tiramos para adelante. Sobre todo, tiene un corazón enorme. Ojalá todo el mundo tuviera ese corazón. No hagas esas preguntas, no son bonitas, son feas”, terminaba.