Rosa Benito a pesar de estar invitada a la boda de su sobrina, Rocío Carrasco y Fidel Albiac, decidió a última hora no asistir.


Tras confesar que no invitó a su hija Rocío Flores a su boda con Fidel, Rocío Carrasco ha recordado el nombre de los invitados que sí estaba previsto que acudieran al enlace. Entre ellos estaba Rosa Benito, a quien tenía un gran cariño a pesar de que ya no tuviera contacto alguno con Amador Mohedano. Después de confirmar que no invitó a Gloria Mohedano, Amador o sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, Rocíito ha desvelado lo que sucedió el día de su boda. En especial con su tía Rosa Benito, quien a última hora decidió no asistir al gran día de su sobrina por una llamada que recibió nada más salir de la peluquería. Cuando quedaban pocas horas para que tuviera lugar el ‘sí, quiero’, Rosa dio un paso atrás y se convirtió en otra de las ausentes de manera inesperada.

Redes sociales

Hay imágenes que prueban este momento, aunque Rosa Benito no quiso dar declaraciones a la salida de la peluquería. Ni una sola palabra de la boda que se iba a perder ese día y que tanta repercusión tendría años después. Fue la propia María Patiño la que explicó qué había sucedido realmente para que no siguiera adelante, una versión que ha confirmado la propia Rocío Carrasco. «Rosa creo que, según me han contado, estaba en la peluquería, ya saliendo peinada para asistir a la boda, pero recibió una llamada y optó por declinar la invitación», dice. La periodista manejaba la misma información y así lo hizo saber en ‘Sálvame’: «A última hora por presiones familiares la parte contraria le hicieron decidir entre o boda o balcón y se ha quedado con el balcón». De este modo, confirmó que Rosa Benito eligió a la familia de Amador que Rocíito no había invitado a la boda, haciendo un símil con el balcón de Chipiona en el que toda la familia disfrutaba de la Virgen de Regla.

GTRES

Aunque el hecho de que Rosa Benito no asistiera a su boda no fue doloroso para ella. Se tenían cariño, pero su unión no era suficiente para sentir tristeza por su ausencia. «No me dolió. Tenía buena relación con ella, mi tía Rosa ha sido muy importante para mí en mi vida igual que todos mis tíos, y una cosa es que la invite porque yo la quiera y otra cosa es que me importe o me duela que no vaya», comenta. A día de hoy no tienen contacto alguno y, de hecho, Rosa Benito como colaboradora de ‘Ya es mediodía’ comenta algunos de los episodios de su sobrina. Aunque en ciertas ocasiones le ha dado la razón, en muchas otras no, aportando su versión de todo lo sucedido años atrás. Ejemplo de ello, cuando Rosa explicó que Rocíito no se quería quedar en el hospital de Houston cuando su madre estaba ingresada, a pesar de que ella mantenía lo contrario.