Hace tan solo unos días, Antonio David Flores volvió a establecer una dicotomía entre su hogar y el de Rocío Carrasco, el suyo, para entendernos, era el cielo, y el de su mujer, el infierno. El día de la marmota. Zzzzzzzzzzzzzzzzz.

rocio-flores-carrasco
Rocío Flores Carrasco se ha hecho un espectacular tatuaje que a mí me da bastante miedo… ¿Cuál será su significado?

Solo en su casa reciben los hijos de Antonio David el cariño que necesitan y la atención que merecen, según sus palabras en ‘En el volante con los amigos de El Pera’: «Mi hija se mueve en un ambiente muy familiar, cosa que con su madre no es así. Están mucho más cómodos conmigo, se sienten más queridos. Mi mujer les arropa mucho. Al final los niños buscan afecto, cariño y amor, y con su madre realmente, por los motivos que sea, no tienen la percepción de que así sea».

Con esos mimbres resulta más que difícil la conciliación de una familia que está claramente en guerra civil. Yo mismo en ocasiones me posicioné en contra de Rocío Carrasco, porque me costaba entender cómo una madre no luchaba más por sus hijos, pero me faltan piezas del puzle. Un rompecabezas lleno de rencores, venganzas, zancadillas en el que los peor parados son siempre los hijos. En cualquier pareja que rompa, no solo en esta.

rocio-flores-carrasco-1
Rocío Flores Carrasco está llevando un perfil mediático bajo e intenta llevar esta situación lo mejor que puede.

Rocío Carrasco Flores ha encontrado en los argumentos de su padre un nexo con su tía Gloria Camila, que no puede ni ver a su hermana Rocío Carrasco. Podemos concluir que la semilla del diablo ya está plantada y seguirá germinando, a no ser que se corte la planta de raíz.

No sé qué cable hay que cortar para desactivar la bomba y evitar que estalle. En ocasiones no hace falta hacer psicoanálisis y basta contar con el sentido común: el diálogo. Siempre que haya voluntad y se sea capaz de ponerse en la piel del otro. No descubro yo la pólvora afirmando que siempre se pueden encontrar puntos de encuentro, cediendo un poquito cada uno y asumiendo sus errores. Porque nadie está en la posesión de la verdad absoluta.

antonio-david
Antonio David, que tiene asuntos judiciales pendientes, sigue hablando de forma muy dura sobre Rocío Carrasco.

En los últimos días he hablado con gente que conoce muy bien a Rocío Carrasco y me aseguran que es una excelente persona, generosa y divertida. Nada que ver con la Maléfica que pintan Antonio David o Amador Mohedano, quien hace mucho tiempo que dejó de lavar los trapos sucios en casa.

Ignoro si Rocío sufre por la situación con sus hijos, si de cara a la galería da una imagen de fortaleza y luego se derrumba sobre la almohada. Para ella no debe de ser nada fácil esta situación mediática en la que le ha tocado el papel de la mala de la película. Aunque de tanto incidir en esta idea han conseguido que cambie de opinión y ahora entienda mejor sus reacciones.

rocio-carrasco
Rocío Carrasco sigue sin pronunciarse sobre la ruptura con su hija mayor… Desde aquí deseamos una reconciliación más pronto que tarde. Ojalá así sea.

Como decía en el titular de este artículo, a Rocío Flores Carrasco crecer entre odio no le ayuda nada. Y debería intentar acercarse a su madre porque más adelante se arrepentirá de no haberla tenido a su lado en etapas vitales de su existencia. Será entonces demasiado tarde y le causará un dolor que costará reparar.

Rocío Carrasco estuvo más unida que nunca a la suya, Rocío Jurado, durante su enfermedad, y pudieron compartir muchos momentos de calidad que estoy seguro le darán mucha fuerza en los momentos de debilidad.

Ahora que Rocío Carrasco Flores tiene una madre joven y fuerte debería disfrutarla, porque el tiempo pasa y no da segundas oportunidades. Dicho queda.