Son las diez de la mañana cuando Carolina Ramírez (38) toca la puerta de la suite 216 del hotel InterContinental de Madrid. Lleva un vestido largo de algodón y un plumífero porque, aunque la temperatura es agradable a principios de mayo, está destemplada. Apenas ha dormido un par de horas porque la noche anterior asistía como una auténtica estrella a los Premios Platino y se ha acostado tarde. Nada más entrar advierte: “Vais a tener que hacer magia con esta cara”. Está cansada sí, pero nos confiesa su ilusión por hacer este reportaje. “Esta revista ya me hizo una nota (entrevista) hace unos meses que fue tan bella… Fue una de las más bellas que me han hecho en mi vida”, asegura.

La Carolina que conocemos hoy es más Carolina Ramírez que nunca. Solo asoma su personaje de Yeimy Montoya cuando, perfectamente maquillada y enfundada en un vestido amarillo que se quedó con ganas de lucir la noche anterior, saluda entusiasta a su compañero de La reina del flow, Carlos Torres (33), que aparece poco después. Cuando ya están listos para la sesión de fotos empiezan a asomar sus personajes. De hecho, Carolina, con gran sentido del humor, se refiere a él por el nombre de Charly y entre foto y foto pone los ojos en blanco y le dice: “Mira, la cara de Yeimy”. La química entre ellos es real y así lo reconoce la actriz: “Después de tantas horas de rodaje, ya somos como hermanos. Así que puedo gastarle bromas como lo haría con un hermano”.

Fenómeno fan

Aunque actualmente ambos ya trabajan en otros proyectos, sus personajes, Charly Flow y Yeimy Montoya, les han marcado para siempre. El éxito de la serie colombiana ha supuesto un antes y un después en sus vidas y su fama ya es mundial. Ellos lo saben y lo asumen felices. De hecho, no se les puede olvidar porque, mientras realizamos este reportaje, se escucha cómo decenas de fans que les esperan en la puerta del hotel corean: “¡Chaaaaaarly! ¡Yeeeeeeeimy!”. E incluso cantan las canciones que ellos interpretan en la ficción. Han pasado cuatro años desde que se estrenó ‘La reina del flow’, pero ellos todavía siguen sorprendiéndose. “Es que se las saben todas”. La que sigue es la entrevista más esperada por millones de fans. Solo han posado juntos en una ocasión más, en Colombia, y estas fotos, que ha realizado SEMANA en exclusiva, suponen su primera sesión tras el grandísimo éxito de la serie.

¿Cómo ha sido esta experiencia en España, en los Premios Platino?

Carolina: Yo en el 2019 estuve en el Festival de Cine de Málaga y logré hacerme una idea más o menos de cómo eran estas cosas aquí, pero los Platino son algo mucho más grande. Esto, al ser tan internacional, ha sido muy conmovedor porque es ver que se cayeron las fronteras. Aunque cada lugar es diferente, no podemos dejar de identificarnos como una comunidad y somos un montón de gente con muchas cosas en común.

Carlos: La gala y la fiesta posterior fueron geniales, pero lo mejor de todo fue encontrarse con los colegas. Colegas de México, de acá de España… Es muy bonito, sobre todo después de esta pandemia y de todo lo que ha pasado.

¿Y cómo habéis vivido el recibimiento por parte de los fans españoles? Porque aquí La reina del flow ha sido un rotundo éxito.

Carolina: Es intenso. Son como hablan, que hablan fuerte. Tiene todo que ver con cómo son los españoles. Me gusta cómo reaccionan, siempre con mucho amor y respeto.

Carlos: El fan español es apasionado, a mí me encanta. Son respetuosos, apasionados y sobre todo fieles. Fieles a la serie, a los personajes… En el lugar en el que estés hay una muestra de cariño, de buena energía, de reconocer el trabajo que hicimos con La reina del flow y eso para mí es muy importante. Yo estoy feliz y gratamente sorprendido. Ayer llegamos a las tres de la mañana y había gente esperándome en la puerta del hotel.

¿Y cómo te sientes al saber que están esperando por ti?

Carlos: Pues te asombras. Y se agradece. Es verdad que a veces pues sientes que no es el momento, pero están ahí, esperando por ti, ¿cómo no vas a atenderles? En Barcelona también pasó. Tenía una gran cantidad de personas en el lobby del hotel gritando mi nombre para que bajase… Wow, imagínate. Llegó la policía, tuve la oportunidad de bajar, de hablar con ellos y feliz. A mí todo eso me puso muy contento porque, además, lo que más me sorprendió es que puse una historia con la vista de mi habitación y se tomaron el tiempo de averiguar qué hotel era y ahí vinieron. Las fans españolas son divinas.

Carolina: Yo no había vivido esto antes, pero espero que esto no me cambie la vida. Tengo una forma de vivir a la que no estoy dispuesta a renunciar, yo soy muy hippy. Pero no creo que me vaya a ir mal porque la gente es amorosa.

carolina-ramirez-1
© Luis Miguel González.

Esa es la parte bonita de ser conocidos, pero también habéis vivido otra parte no tan buena. Se os ha relacionado sentimentalmente y vuestras familias han sufrido ¿cierto?

Carolina: Sí, y no sabemos de dónde salió eso. Carlos no le da bola porque es hombre, pero a mí sí me duele mucho, la verdad. Yo respeto mucho a las parejas de mis compañeros, porque mis colegas tienen unos hogares. Y a mí me aterra esto, porque se hace para dañar.

Carlos: Creo que es gente que conecta mucho con los personajes, con las historias y quisieran que fuera un poco real, pero hay algunas que no entienden al final que esto es entretenimiento puro, y en vez de aplaudir esa química y ese trabajo que nos costó mucho hacer, pues lo llevan a la vida real, que es lo que ha pasado últimamente y no puede ser.

Carolina: La química es algo real, pero también es trabajo. No se puede adjudicar todo a que tenemos mucha química. Nosotros somos profesionales, somos actores, es nuestro trabajo. No se puede llevar a algo que es netamente orgánico. Es injusto y me duele. Mi marido y Carlos tampoco lo entienden tanto, pero es así.

Carlos: Yo me lo tomo un poco a risa, sí. Pero Carol no.

Carolina: A mí me indigna, porque además no puedes contestar y dar bola.

Pero en alguna ocasión sí habéis decidido contestar y dar explicaciones. ¿Por qué?

Carolina: Una vez sí, porque llega un momento en que, si me callo, me enfermo. Hay que decir algo porque no puede ser, porque sobre todo se meten con Johanna (la mujer de Carlos) y me parece irrespetuoso. Ni siquiera se meten con mi marido, son las mujeres las que se meten con nosotras y no puede ser así. Las mujeres tenemos que ayudarnos, apoyarnos y protegernos, por eso, que lo haga una mujer me duele el doble.

Carlos: Es que la pregunta siempre surge y yo estoy un poco más relajado con el tema. Pero no es agradable, es incómodo que se metan en la vida privada de uno y más cuando nunca hablas de ella.

Carlos, pero tú sí has vivido un desencuentro fuerte con una fan.

Carlos: Sí, hay gente a la que se le va la cabeza. Esta era una fan que iba a todos mis eventos. Un día llegó con una carta en la que me decía que tenía una relación conmigo, y resulta que nuestra supuesta relación estaba basada en mis fotos de las redes sociales. Esta mujer tenía en su cabeza una relación conmigo desde hacía más de dos años y entonces solo le faltaba que nos conociéramos para casarnos. Y cuando nos conocimos quedó un poco mal, porque le presenté a mi novia y ella no lo entendía porque creía que estábamos destinados a estar juntos. Fue bien loco y pasé algo de miedo.

Carlos, llevas en España ya casi dos meses y parece que esta estancia va para largo. ¿Puedes darnos un adelanto del proyecto en el que estás trabajando?

Carlos: No, hombre. Estamos haciendo de todo. Conociendo, paseando, mirando opciones de trabajo y de ocio. Estoy visitando a mi hermana, que vive en Madrid, y aprovechando para ver qué se puede hacer. Pero no puedo hablar más, hay cositas, pero aún no me dejan contar. Este año pinta lleno de trabajo y sorpresas. Apenas pueda les contaré.

¿Y tú, Carolina?

Carolina: Yo acabo de rodar una película en Argentina, aunque tuve que estar una temporada en Colombia haciendo la tercera temporada de De brutas nada. Volví en febrero, empecé a rodar Unicornio, con una directora que se llama Natural Alrajou y que conocí en Málaga, y ha sido increíble, como todo lo que me ha pasado. Para mí, ir a Buenos Aires ha sido un gran salto.

¿Cuándo se estrenó 'La Reina del Flow'?

El 12 de junio de 2018 se estrenó la primera temporada, siendo un éxito ensordecedor el que provocó en todo el mundo. De momento, se han grabado dos temporadas, pero ¿ha llegado el final?