«Si das un piso a una… ¿Y la otra?», se ha quejado la colaboradora.


Esta semana se ha sabido que Julia Janeiro, hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario “vive en un piso de Jesús». Era la propia Belén Esteban la que aportaba esta información sobre la hermana de su hija Andrea. Una situación que le parece tremendamente injusta, ya que según ella el diestro no le ha brindado esta posibilidad a su hija Andrea. «Si a una hija le das un piso, también tienes otra. Pues le das otro”, se ha lamentado.

Este lunes, la colaboradora de ‘Sálvame’ ha vuelto a abordar el tema, aunque aclaraba: «Diga lo que diga van a empezar a escribir de la guerra y yo ya no tengo guerras». Pero la de Paracuellos del Jarama no ha podido ocultar su decepción con su expareja: «Me parece muy bien que vaya a ver a su hija. Lo que no es normal es que no se vea a los hijos».

«Yo si tengo tres hijos, ayudo a los tres igualmente»

Al hablar de Julia Janeiro, la colaboradora recalcaba que no tiene nada en contra de la joven. Todo lo contrario. Es la hermana de Andrea y contará siempre con su apoyo. «Mi hija con 18 años mandó un comunicado y se la ha respetado porque quiere ser anónima… Desde aquí siempre he defendido a Julia y lo sabéis todos. Lo hago porque creo que es una niña de 18 años, que no ha hecho nada la criatura, y creo que ha tenido críticas muy duras. Pero yo si tengo tres hijos, ayudo a los tres igualmente».

«Mi hija vive conmigo y estoy encantada de la vida, pero el día de mañana se querrá independizar o se querrá ir con su novio. Pero si a una la ayudan… Me llama la atención que tenga un piso en Getafe. Me da igual un piso en San Blas donde yo he vivido que uno en la calle O’Donnell. Pero si tienes dos que son mayores de edad… ¡Hombre!«, añadía.

Si das un piso a una… ¿Y la otra?

Indignada, la ‘Princesa del pueblo’ no ha ocultado que no comprende la falta de equidad del torero en lo que al trato con sus hijos se refiere: «¿Por qué a una los estudios sí y a la otra no? Si das un piso a una… ¿Y la otra?». Asimismo, lanzaba una advertencia que podría estar dirigida a María José Campanario: «Que luego el que se lo cuente a Jesús que ponga el vídeo entero». Eso sí, antes había confesado de que se alegra de que se encuentre bien: «Me alegra mucho que José no haya estado ingresada, me alegro de corazón».

Por último, recordaba que ella nunca se ha enfrentado judicialmente a su ex para reclamarle determinados asuntos sobre la manutención o el cuidado de Andrea: «Yo no he ido a los juzgados. Pero por respeto a tu hija… es que luego me regañan y me regañan con razón».