Este viernes han salido a la luz unas imágenes sobrecogedoras de Pipi Estrada y su ex, Miriam Sánchez, teniendo una bronca en plena calle. Una pelea con un elevado componente de agresividad por parte de la exactriz, a quien se ve gritando e incluso levantando la mano al periodista. Las imágenes de la bronca, emitidas en ‘Sálvame’, han dejado hundido al colaborador. Cree que este nuevo brote de su expareja y madre de su hija es producto de «una medicación con alcohol, no es ella. Sé que esa reacción es producto de algo químico. Esto no corresponde con su realidad. Esta es una realidad triste, pero no es ella».

Pipi Estrada
Telecinco

«Son imágenes son durísimas, son sobrecogedoras», destacaba Nuria Marín antes de que el vídeo de la disputa fuese emitido. «Es de lo más fuerte que he visto en ‘Sálvame». En efecto, lo son. «Son cinco minutos malos, es una situación irracional. Siempre he dicho que Miriam me trasmite muchísima ternura. Esta vez fui a la ayuda de Miriam, pero no sé qué ha podido pasar dentro de su cuerpo. Pero ha sido una reacción desproporcionada. Estaba fuera de sí, fuera de su cuerpo«, ha arrancado diciendo Pipi Estrada.

«Miriam está en un momento muy vulnerable», asegura Pipi Estrada

«Yo llevo una vida muy terrenal, muy natural. Tengo una relación de pareja muy sana. Con Miriam hablo a menudo. El cariño no ha fallecido, lo que ha fallecido ha sido el deseo y la pasión», continuaba diciendo. «Miriam es una mujer que tiene un gran corazón, pero cuando uno vive en esa fase de autodestrucción… Nunca me pude imaginar que me iba a encontrar con esta situación tan irracional. De repente no entendía nada, la reacción, el porqué… este momento de autodestrucción. Todos pasamos por malos momentos, tenemos momentos difíciles, depresiones o dudas sobre nosotros mismos, y quizás Miriam está en un momento muy vulnerable, muy indecisa ante todo y con muchos miedos. Pero esta reacción jamás pensé que se iba a producir en las circunstancias en las que se produjeron».

Pipi Estrada y Miriam Sánchez

Sobre el origen de la bronca, Pipi estrada ha aclarado: «Yo fui tranquilo. Estaba todo tranquilo y todo normal, hasta que recibo una llamada de mi novia. De repente reacciona de una manera irracional, diciendo exabruptos. Llegó un momento en que escupía saliva por la boca». Para el periodista deportivo, su salida de tono fue algo totalmente inesperada: «La reacción es desproporcionada. El efecto es mayor que la causa».

«Ella no es mala», explica el colaborador de ‘Sálvame’

La pelea tuvo lugar a la salida de un bar en Madrid. Miriam desata su furia y su ex intenta tranquilizarla sin éxito. En su ataque de ira, ella arranca un cable de su coche al grito de: «Ahora lo recoges. ¡Ojalá haya paparazzis! ¡Que me meten en la cárcel!». Finalmente él se marcha con su coche, instantes después de los improperios que Miriam le lanza ante la mirada de vecinos de la zona. «Esa noche me llamó a las tres de la mañana. Dejé que eso repose. Al día siguiente veo que me ha bloqueado. Con Miriam voy a tener relación de nuevo porque la quiero. Incluso ante esas imágenes tan horrorosas me transmite ternura. Ella no es mala», ha contado el colaborador.

«Siento mucha tristeza, no por mí. Soy un superviviente, un luchador, saco mis cosas adelante. Pero siento tristeza e impotencia por Miriam. Me gustaría ser capaz de hacer algo por ella. Pero si no te dejas es muy difícil. Te escucha un día, pero al día siguiente se le olvida», ha dicho el comunicador, triste por lo sucedido. Finalmente, ha aclarado que la hija que tiene en común con Miriam Sánchez está fuera de peligro: «Mi hija está súper protegida. El cariño madre e hija es inquebrantable».