Tras el comunicado este miércoles de su marcha del Real Madrid, Sergio Ramos se ha despedido del club acompañado de su mujer, Pilar Rubio, y sus 4 hijos


Este miércoles, se conocía lo que era un secreto a voces: la salida de Sergio Ramos del Real Madrid. Durante los últimos meses mucho se había especulado de que el futbolista no había llegado a un acuerdo con Florentino Pérez, lo que supondría que este mes de junio se terminaría el contrato con el sevillano y con ello, su etapa en el equipo blanco. Y efectivamente así ha sido.

El club emitía un comunicado anunciando que este jueves «tendrá lugar un acto institucional de homenaje y despedida de nuestro capitán Sergio Ramos, con la presencia de nuestro presidente Florentino Pérez. A continuación, Sergio Ramos comparecerá ante los medios de comunicación en una rueda de prensa telemática». Y así ha sido. Sergio Ramos se ha despedido del club en el que ha capitaneado durante los últimos años arropado por los suyos: su mujer, Pilar Rubio, y sus cuatro hijos, Sergio, Marco, Alejandro y Máximo. También ha estado junto a él sus hermanos, René y Miriam, y sus padres.

Pilar Rubio siempre ha estado junto a Sergio Ramos, incluso en la adversidad

Tras más de 16 años jugando en el Real Madrid, el sevillano se ha despedido del club arropado por toda su familia, quien ha sido su gran apoyo durante todos estos años. Además, tanto la presentadora como sus cuatro hijos le acompañarán en su próxima aventura profesional. De hecho, durante estos meses mucho se ha hablado de que podrían abandonar su vida en la capital madrileña y con ello, Pilar tendría que aparcar su trabajo en ‘El Hormiguero’, algo que le gusta mucho, tal y como ella ha dicho en más de una ocasión.

Real Madrid

Ramos, que ha roto a llorar en el adiós del Real Madrid, ha asegurado que «ha llegado el momento, uno de los más difíciles de mi vida. Uno nunca está preparado para decir adiós al Real Madrid». El futbolista, visiblemente emocionado, ha querido agradecer a todos su gran apoyo, pero sobre todo a su familia, que ha sido un pilar fundamental. «Llegué de la mano de mis padres y mis hermanos siendo un niño y, gracias a Dios tengo una gran familia. Gracias a ellos que siempre han estado conmigo. Quiero agradecerles a ellos, que siempre han estado conmigo», dice.

El posado familiar que deja con un sabor agridulce a Ramos

«También a mi club, al presidente, por todo tu cariño, a mis entrenadores, a los empleados del club. Miro a la cara de todos vosotros y es inevitable emocionarse. Agradecer a la afición, me llevó en volandas en todo momento. Me hubiese gustado despedirme en el Bernabéu. Pero os llevaré siempre en mi corazón», ha continuado diciendo. «Se cierra una etapa única en mi vida. Nada será como lo que he vivido aquí. Quiero seguir mostrando mi mejor nivel y añadir a mi palmarés algún título más. Muchas gracias a todos. Esto es un hasta luego porque, tarde o temprano, volveré», ha concluido en su discurso. Posteriormente, ha posado junto a toda su familia, que han dejado una preciosa estampa familiar, lo que ha supuesto un sabor agridulce para el futbolista.