La actriz y el exfutbolista está pasando el fin de semana en Candás y han vuelto a disfrutar de uno de sus planes favoritos e imprescindibles.


Con la llegada de la «nueva normalidad», nuestros famosos van recuperando sus quehaceres y sus planes antes de que la crisis sanitaria apareciera. Eso sí, poco a poco y siguiendo todas las medidas de seguridad. Paula Echevarría ha vuelto a su Asturias después de varios meses de encierro y ha aprovechado la ocasión para volver a disfrutar de una de sus actividades favoritas junto a su chico, Miguel Torres.

Paula Echevarría está feliz y más aún cuando ha podido volver a hacer uno de sus planes favoritos: ir al cine. Ha sido la propia actriz quien ha compartido con todos sus seguidores una imagen en los que podemos ver a la pareja radiante de felicidad con un gran paquete de palomitas en sus respectivas butacas. En concreto, el exfutbolista y la influencer han podido disfrutar de «Invisibles», la película más personal de Gracia Querejeta y que está protagonizada por Adriana Ozores, Nathalie Poza y Emma Suárez.

Lo cierto es que la pareja ha cogido con muchas ganas la tan esperada «nueva normalidad» y en cuanto han tenido un hueco han hecho las maletas y han puesto rumbo a Asturias para darse un respiro y reencontrarse con la familia y amigos de la actriz.

Ha vuelto a su «Asturias de mis amores»

Paula Echevarría tenía muchas ganas de volver a ver a su familia y por eso, en cuanto ha tenido tiempo, ha vuelto a Candás, la ciudad en la que nació y que le ha visto crecer. La actriz compartía un vídeo en sus redes sociales en el que se le podía escuchar de lo más emocionada al cruzar el túnel que da la bienvenida al Principado de Asturias. «Por fin! ??? Nunca la expresión ‘ver la luz al final del túnel’ había tenido tanto sentido… ❤», escribía.

Una vez instalados ya en casa, Echevarría ha aprovechado para desconectar de la rutina madrileña y recargar las pilas en su pueblo. Además, con una retahíla de imágenes en la que aparece en el campo hemos podido apreciar lo contenta y feliz que está por poder volver a respirar el aire de su casa familiar. «Disfruta de los tuyos», «Qué envidia», «Tienes un brillo especial en la mida», escribían algunos de sus amigos como Pelayo y Fernando Andina.

Han recuperado su vida social

Después de varios meses de confinamiento, Paula Echevarría y Miguel Torres retomaban su vida social y disfrutaban de la noche madrileña acompañados de buenos amigos. La pareja sabía a cenar junto a Fernando Sanz, Ingrid Asenso, Joaquín Prats y su mujer, Yolanda Bravo, a una marisquería. En su primera salida, pudimos ver a la actriz luciendo un bonito bronceado y deslumbrando a todos los presentes con un modelazo, que sin lugar a dudas se convertirá en tendencia este verano. «Súper experiencia gastronómica», escribía la de ‘Velvet’ en sus redes sociales horas después de disfrutar de la divertida velada.

Mientras los chicos conversaban entre ellos, Paula, Susana e Ingrid también estuvieron compartiendo confidencias y risas en uno de los restaurantes de moda de la moraleja. El grupo de amigos acudió a un restaurante con productos típicos del mar, por lo que probablemente degustaría una mariscada, ya que es uno de sus platos fuertes.

Paula ha pasado los días de cuarentena en su casa de Madrid, acompañada de su pareja, Miguel Torres, y su hija Daniella. Su hija ha estado yendo y viniendo, ya que como hija de padres separados, tenía la posibilidad de irse también con su padre, David Bustamante, cuando le tocaba.

Aunque ha sido un momento delicado para nuestro país, Paula Echevarría ha tratado de disfrutar de este momento de estar en casa y así aprovechar el tiempo para hacer todo lo que tenía pendiente. Ella misma no ha parado de mostrar cómo ha vivido este confinamiento a través de sus redes sociales, donde ha gritado a los cuatro vientos lo enamorada que está de su chico y nos ha mostrado los rincones más secretos de su casa.