Olga Moreno ha explicado en ‘Ahora, Olga’ ha respondido en televisión qué hizo ella cuando se enteró de la paliza de Rocío Flores a Rocío Carrasco.


Olga Moreno no es consciente de las ocasiones en las que se ha nombrado durante estos meses el famoso 27 de julio de 2012. Justo esta fecha es el día en el que todo saltó por los aires entre Rocío Carrasco y su hija, Rocío Flores, un vínculo que casi 10 años después no ha vuelto a unirse. Rociito explicó durante la docuserie que su hija le había propinado una paliza tras la que incluso la joven le denunció, pero la versión de la familia de Antonio David era una incógnita hasta que Olga se ha sentado en ‘Ahora, Olga’. La malagueña no ha querido entrar en demasiados detalles, pero sí que ha revelado qué hizo cuando se enteró de la pelea entre ellas. Madre e hija rompieron su relación y Olga se limitó a apoyar a Rocío Flores, quien entonces tenía 15 años. «Yo estoy con Rocío Flores, no te puedo decir otra cosa», ha dicho Olga.

Olga Moreno
Telecinco

De este modo, Olga Moreno trató de arropar a la hija de Antonio David en uno de los momentos más tensos de su vida. Aunque Rocío Flores ha preferido no pronunciarse en televisión sobre este fatídico día, su círculo sí que explica que tras conocer la historia le brindaron su hombro. Casi una década después Olga y Rocío tienen una estupenda relación, tanto es así que la joven se ha convertido fuera del reality en uno de sus pilares más férreos. Se ha esforzado al máximo para que ella se alzara como ganadora de ‘Supervivientes’ y ahora su único objetivo es que poco a poco vuelva a reinar la paz en su familia.

Rocío Carrasco durante la docuserie se derrumbó al recordar la paliza que le propinó su hija. Rota y sin poder parar de llorar, la hija de Rocío Jurado se remontó al año 2012 para contar qué sucedió aquel día. «Ese día pasa que Rocío me agrede y yo termino en un hospital. Es algo que sabe, que se ha sabido públicamente, pero quiero decir una cosa. Rocío llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Y ha sido víctima más vulnerable que yo. Quiero que eso quede claro. Quiero pedir públicamente a las personas que la atacan por lo que ella realizó en ese momento de su vida, que no la culpen. Ella no tiene la culpa», sentenciaba. La culpa la tiene «su padre». Asimismo, añadió que «a mí me estaba pegando una paliza otra persona que no era la niña, era su padre».