El diestro y su novia ya tienen una casa en la que dar rienda suelta a su amor. El padre de la joven le ha hecho un regalo muy especial: una vivienda que ha heredado de una tía, fallecida recientemente.


Ana Soria y Enrique Ponce ya tienen a su disposición un nuevo nidito de amor. Un lugar en el que podrán refugiarse siempre que quieran y donde podrán dar rienda suelta a la pasión que llevan semanas exhibiendo públicamente. El hogar que ya está a disposición de la estudiante de Derecho es un regalo muy especial… Pero no ha sido el torero quien ha obsequiado a su chica con una residencia: ha sido el padre de la joven quien ha decidido agasajar a su hija con una vivienda que ha recibido en herencia.

La nueva casa de Ana Soria en Almería, cerca de la vivienda de sus padres y próxima al mar

Federico, el padre de la almeriense, ha recibido un legado de una tía suya que ha fallecido recientemente: una casa en la que él y su familia han pasado mucho tiempo. La vivienda, cuyas imágenes ha mostrado ‘El programa del verano’, se encuentra ubicada en la zona de ‘Ciudad Jardín’, en Almería, a poca distancia de la vivienda de los padres de Ana y muy cerca de la playa.

Al dársela a Ana para su uso y disfrute, Federico Soria pretende ayudar a su hija, quien podrá independizarse ahora que dispone de un lugar para vivir. Se trata de una vivienda unifamiliar de dos plantas con un pequeño patio. Es amplia, pero bastante antigua (se construyó en los años 50) y necesita reforma. Pero todo parece indicar que la andaluza ya ha empezado las obras. Según los vecinos del inmueble, la reforma de la vivienda ha comenzado ya, por lo que próximamente Ana podrá estrenar su nuevo hogar y disfrutar de él con Ponce.

El diestro se plantea comprar una finca en Almería

Enrique y Ana han proclamado su amor a los cuatro vientos, pero no han hablado hasta ahora de cuáles son sus planes de futuro. Personas del entorno del diestro aseguran que éste desea permanecer en Madrid para estar cerca de las dos hijas que tiene con Paloma Cuevas. Además, le gustaría comprar una finca en la provincia de Almería, con lo cual aún es una incógnita dónde residirá la pareja en el futuro.

Ana quiere estudiar a distancia para seguir los pasos de Enrique

Ana, en el ecuador de su carrera, ha abandonado la Universidad de Granada y se plantea la posibilidad de continuar sus estudios en universidades a distancia para poder estar más cerca del de Chiva, según ha señalado ‘Jaleos’. Incluso ha echado por tierra sus planes de viajar a Polonia dentro del programa Erasmus que tenía previsto emprender el próximo curso. Un sacrificio que ha hecho por amor y por pura entrega: no desea estar separada de su amor por mucho tiempo.