Un año después de perder a su hijo, Álex Lequio, la actriz se enfrenta a un nuevo golpe tras perder a una de las mujeres más importantes de su vida.


Un año después de la muerte de Álex Lequio, Ana Obregón vive una de sus peores pesadillas y se enfrenta a un nuevo varapalo. Este sábado 22 mayo, ha fallecido Ana Obregón Navarro, la madre de la actriz, a los 95 años.

© Redes sociales.

La madre de Ana Obregón ha fallecido este sábado a los 95 años de edad, tal y como publica ‘Hola’. Una triste noticia que llega tan solo unas semanas después de que la mujer de Antonio García Fernández regresara a casa tras pasar varios días hospitalizada tras sufrir un ictus. Un duro golpe para la actriz que ahora, un año después de la pérdida de su hijo, tiene que darle su último adiós a una de las personas más importantes de su vida.

El pasado mes de abril, Ana Obregón relataba en sus redes sociales el infierno por el que estaba pasando después de que su madre tuviera que ser ingresada. Con una foto en la que aparecía junto a su progenitora, la actriz se abría en canal en sus redes sociales y aseguraba que había sido de lo más doloroso para ella volver a pisar un hospital a raíz de «los últimos meses que pasé allí viendo sufrir a mi niño«. Un bache en la salud de su madre que sumió en un pozo de tristeza a la actriz, así como al resto de sus familiares, y que al poco tiempo se cobraba una de sus mayores alegrías.

La matriarca del clan regresaba a casa y era Ana Obregón la encargada de compartir con sus seguidores el romántico beso que se habían dado sus padres. Un día especial que la actriz no podrá borrar de sus retinas puesto que aquel momento fue «el primer día que no lloro de rabia, ni de dolor, ni de tristeza«. En ese momento, a la que fuera protagonista de ‘Ana y los 7’ se le saltaban las lágrimas de emoción al contemplar el amor infinito que aún existía entre sus padres.

Daría su vida por volver a ver a su hijo

Hace unas semanas, la hermana de Ana Obregón confirmaba que la actriz seguía estando mal tras la muerte de su hijo. Una triste e irreparable pérdida que tras la muerte de su madre tiene más presente que nunca. Desde que falleciera su hijo, la actriz ha encontrado consuelo a la hora de publicar imágenes de su hijo a través de sus redes sociales junto a reflexivos textos en los que hace hincapié en querer dar su vida por volver a ver a su hijo, aunque fuera por un solo instante. «Quizás algún día vuelva a vivir cuando nos reencontremos, pero por si no lo hago, nunca olvides que ha sido y es un privilegio ser tu madre y que te quiero más que a mi vida», fue uno de los texto que compartía en su primer día de la madre sin su hijo.