La colaboradora ha lanzado un mensaje a la hermana de Terelu en »Sálvame!’: «Piensa un poco… Pones a todo el mundo en desorden».


Mila Ximénez ha cargado con dureza contra Carmen Borrego. La colaboradora de ‘Viva la vida’ lleva días en el ojo del huracán a raíz de sus declaraciones sobre el distanciamiento entre Rocío Carrasco y Rocío Flores. Un asunto que ha herido la susceptibilidad de Antonio David Flores, quien le ha pedido públicamente que deje de hablar de su familia. Y que ha despertado numerosas críticas entre sus compañeros de ‘Sálvame’. Entre ellos, María Patiño, que la ha llamado «miserable». O Belén Esteban, quien considera que ha traicionado a su amiga. Y ahora Mila, a la que le resultó muy llamativo que Borrego admitiera su deseo de volver a ‘Sálvame’, el programa del que se marchó en abril de 2019, lo que provocó las críticas de sus excompañeros.

Mila, a Carmen Borrego: «No puedes ir como un ser independiente»

© Telecinco
«Yo con Terelu hablé anteayer y no se habló nada de este tema. Hablé de un tema personal, que en ese sentido me esta ayudando mucho. Pero no me sorprendería nada que pusiera tierra de por medio y que diga: Carmen…». La sevillana es gran amiga de María Teresa Campos, así como de Terelu. De hecho, la malagueña está siendo una de las personas que más han apoyado a Mila desde que anunció que padece un cáncer de pulmón el pasado 16 de junio. Pero su amistad con ellas no ha impedido que hable sin pelos en la lengua acerca de Carmen, cuya manera de comportarse le parece reprochable.
Tras estas palabras de Mila, Víctor Sandoval ha negado que Terelu esté enfadada con su hermana. «Me acaba de llamar y no están enfadadas». El mensaje hacía saltar a Mila Ximénez. “¡Me voy a dar un chocazo, con la que está cayendo!”, se quejaba. “Si yo fuera tu hermana estaría cabreada como una mona porque de verdad, llegas a un sitio, plantas los pies, pones a todo el mundo en desorden y luego nadie está enfadado”, añadía.
“Tienes que pensar un poco en el resto, Carmen. No puedes ir como un ser independiente porque no lo eres”, le recriminaba la colaboradora, que cree que Borrego pone a su familia “en primera línea de fuego” mientras ella luego se queda “en la retaguardia”: “Piensa un poquito, Carmen, que arrastras a mogollón de gente”.

La colaboradora ha revelado detalles del divorcio de Borrego

Esta semana, Mila ha hablado en varias ocasiones sobre su excompañera. Hace unos días recordaba el difícil divorcio de la colaboradora. Una separación que se produjo cuando la malagueña trabajaba detrás de las cámaras y aún no era un personaje público. «En ese momento ningún periodista estaba pendiente de la separación de Carmen Borrego porque ella era la directora de un programa. En esa época se comentaban cosas muy delicadas por parte de él», contaba este martes en ‘Sálvame’.

«Las Campos hablaban pestes de él. En aquel momento María Teresa tenía un poder extraordinario». En los 90, la malagueña era unas de las presentadoras líderes de audiencia en la pequeña pantalla. Según el testimonio de Mila, María Teresa Campos era la reina de las mañanas en televisión y contaba con poder, contactos y medios suficientes para apoyar judicialmente a su hija, pero al exmarido de Carmen nada lo detuvo en su batalla en los juzgados. «Fue una guerra encarnizada», recordaba la colaboradora.

«Se comentaban cosas que perjudicaban muy gravemente la imagen de Carmen. Pero como María Teresa manejaba el cotarro el silencio era absoluto. El silencio era absolutamente impuesto por Teresa: ‘De aquí no quiero que se hable ni en privado ni en público», subrayaba Mila.

Otra de las personas del entorno de Borrego que ha arrojado datos sobre su divorcio del padre de sus hijos ha sido Sergio Alis. El periodista, que trabajó durante años con María Teresa, ha dicho que «perdió a sus hijos por el tipo de vida que llevaba. En el trabajo todos veíamos que no estaba en condiciones para dirigir». Y que «Teresa, desesperada, tapaba las carencias de su hija». En el entorno de las Campos «lo pasaron muy mal. Ese señor puso toda la carne en el asador para pillarla. Cuando le quitaron a los hijos fue un auténtico palo». Asimismo, recalcaba el sufrimiento de su excompañera de trabajo: «Lo ha pasado francamente mal. Sufría muchísimo. Ella tenía 23 años cuando se casa con ese señor y ese señor no tiene ningún tipo de valor».