Miguel Bosé evita regresar a España por el juicio de su madre, Lucía Bosé

El artista testificará a través de videoconferencia desde México.

Después de su reciente separación de Nacho Palau, el nombre de Miguel Bosé continúa estando en boca de todos. El cantante -que reside en México- no ha regresado a nuestro país desde que saltara la noticia. Todo hacía prever que sería esta misma semana cuando veríamos al intérprete de Amante Bandido en la capital con motivo de una fecha ineludible. 

Leer más: Miguel Bosé da plantón a los Reyes en el Teatro Real

5El juicio de su madre

Este jueves, 7 de marzo, Lucía Bosé tendrá que enfrentarse al juez por la apropiación indebida de un cuadro de Pablo Ruiz Picasso que perteneció a una de sus empleadas de hogar, Remedios ‘La Tata’, fallecida hace 20 años, quien trabajó en su casa durante cinco décadas.

4Se solicita pena de cárcel

Por esta causa se pide dos años de prisión a la veterana actriz y pagar una multa de casi 5.000 euros, a lo que habría que añadir la correspondiente indemnización a las personas afectadas.

3La vista se suspendió hace unos meses

El juicio estaba fijado para el pasado mes de noviembre, pero las sobrinas de la fallecida solicitaron el testimonio «fundamental» de Miguel Bosé. Se fijó de nuevo para este mes de febrero, pero todo indica que el artista no testificará presencialmente. Según publica el diario ABC, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, ha confirmado que lo hará a través de videoconferencia desde México.

2Las declaraciones de Lucía Bosé

La veterana actriz, de 88 años, aseguró hace unos meses que no había robado nada. «El cuadro es mío», dijo. Respecto a la presencia de su hijo en el juicio señaló lo siguiente: “¿Qué tiene que ver mi hijo con todo esto?”. Finalmente, el juez sí que consideró que su declaración era importante.

1Una pintura subastada por casi 200.000 euros

El cuadro fue subastado en 2008 y la cantidad obtenida por el mismo no fue entregada a las herederas de Remedios, que serían sus sobrinas. La pintura de la discordia, conocida como ‘La Chumbera’, data de 1963 y tiene una dedicatoria destinada a Remedios escrita por el propio Picasso: «Para Reme». El artista malagueño era un gran amigo de la familia Dominguín a quien regaló varias de sus obras.