El DJ ha compartido unas palabras sobre su familia que parece dejar fuera a la tonadillera. ¿Un nuevo reproche a su progenitora?


Desde que habló del mal momento que atraviesa en ‘Sábado Deluxe’, cada movimiento que hace Kiko Rivera es observado con lupa. Sus palabras en el programa de Telecinco, donde dijo sentirse hundido, triste y «un inútil», han hecho despertar las alarmas sobre su estado de salud emocional. También han levantado ciertas ampollas en su relación con su madre, Isabel Pantoja, quien lo apoyó interviniendo en directo pero cuyas palabras han sido criticadas con dureza, ya que para muchos han sido desafortunadas. Quiero que sepas una cosa, aparte de que tienes tu propia familia. Tu familia entera te adoramos. «Por nada del mundo te dejaremos solo nunca», le decía. «Yo mañana cojo el coche y te doy los besos más grandes del mundo«.

Tres días más tarde de aquella intensa noche, el DJ le recordaba a su madre que no había movido ficha para demostrarle su amor. «3 días y aún sigo esperando que vengas a darme un beso», confesaba en su cuenta de Instagram. Un mensaje bomba con sabor a reproche que provocó el enfado de la tonadillera. Indignada, cargaba contra su hijo en ‘El programa de Ana Rosa’ para dejar claro que como madre siempre está al lado de sus hijos. «Si mi hijo tiene una depresión… quise dar a entender que era posible una curación. ¿No tengo contacto con mi hijo? Es mentira, hablo todos los días… Amo a mis hijos y mato por ellos no, lo siguiente», aclaraba.

@riverakiko

Este jueves, el sevillano ha lanzado un nuevo mensaje entre líneas a su madre. Ha publicado una foto junto a su mujer, Irene Rosales, y las dos hijas que tiene con ella. «Familia unida jamás será vencida 💪🏻  (falta mi príncipe)💋 I Love you», señala. Al hacer referencia a esa «familia unida» queda claro que solo habla de su pareja y de sus niñas. ¿Qué fue de ese clan Pantoja unido hasta la médula? De momento, el músico ha limitado su círculo familiar y ha dejado fuera a su progenitora. Al menos en este post… que parece ir con segundas.

@riverakiko

En su perfil de Instagram, Kiko también ha tenido unas palabras de agradecimiento para su hermana, Chabelita Pantoja, con la que ha charlado a través de videoconferencia. «Conversaciones que levantan el ánimo», publicaba en Stories. El pasado miércoles, Antonio David Flores comentaba en ‘Sálvame’ que la relación entre los hermanos ha sido más próxima de lo que se ha visto de manera pública. Es cierto que se han distanciado durante mucho tiempo a raíz de unos roces entre Isa e Irene Rosales, pero ella siempre lo ha apoyado cuando este ha requerido de su ayuda. «Isa Pi le ha dejado una cantidad de dinero importante a su hermano… Unos 15.000 cuando lo ha necesitado», aseguraba el malagueño.

En este cisma que se ha abierto entre Kiko Rivera y su madre, Chabelita está jugando un importante papel. Desde que diversos programas de televisión hayan recogido los testimonios de madre e hijo, la joven se ha encargado de intentar calmar las aguas. «Lo que pasa es que estamos un poco… Él a lo mejor tiene sus problemas. Llegas a Cantora y está metida en una burbuja», decía esta semana en el programa de Ana Rosa Quintana, donde trabaja como colaboradora. «Con mi hermano debería ir y decirle: ‘Tienes que ir a un psicólogo».

Chabelita se pronuncia sobre la depresión de su hermano: «A lo mejor mi madre no se quiere creer el problema real»

«Yo el año pasado estaba mucho mejor económicamente pero la situación actual no la cambio por nada», añadía la cantante. Para Isa, lo que le sucede a su hermano -así como sus reproches en las redes sociales- «es una simple reclamación. Expresar lo que uno siente no es hablar de mi madre. El problema es lo que él pone. A lo mejor mi madre no se quiere creer el problema real».

Asimismo, Chabelita explicaba el motivo por el que su madre intervino tan cabreada en el espacio de las mañanas de Telecinco. «El problema es que ella no hace la reflexión de ‘a lo mejor me estoy equivocando’. Cuando ella está ‘en ese momento’ no te deja de llamar, porque le puede. Me pareció que no tenía que haber llamado. Me duele por mi hermano. Es muy triste que él esté pasando por eso y no pueda hablar con mi madre en términos de que se entiendan. Es su manera de afrontar las cosas».