El exportero del Oporto felicitó a Sara Carbonero hace una semana por su 37º cumpleaños, pero el mensaje que publicó cobra ahora otro significado.


«37 inviernos. Muchas felicidades!! El baile sigue… hay que bailar hasta el final!!». Este era el mensaje de felicitación que hacía público Iker Casillas para sorprender a su mujer, Sara Carbonero, por su cumpleaños hace una semana. El 3 de febrero, muchos medios de comunicación nos hicimos eco de esta dedicatoria tan especial del exportero del Oporto, porque mucho se había rumoreado sobre una posible crisis entre ambos.

Sin embargo, una semana después, este mensaje cobra otro significado. Y es que tal y como publica SEMANA en exclusiva, la periodista está de nuevo ingresada en el hospital por culpa del cáncer de ovarios que le detectaron en 2019. Iker Casillas quería demostrarle a su pareja que a pesar de este nuevo golpe, volvían a enfrentarse a este imprevisto con fuerza y juntos.

Junto al mensaje, Iker acompañaba una imagen de Sara Carbonero en la playa, donde casi no vemos su rostro. No es muy habitual en la pareja compartir instantáneas del otro, pero la ocasión lo merecía. Y es que celebraba su cumpleaños antes de tener que ser ingresada en el hospital, donde ha tenido que ser intervenida de nuevo.

Sara Carbonero recibió un mensaje muy significativo de Iker Casillas

© Redes sociales.

Tal y como publica SEMANA en exclusiva este miércoles, Sara está ingresada de nuevo, esta vez en la Clínica Universitaria de Navarra de Madrid. Su madre, su hermana, su gran amiga Isabel Jiménez e Iker Casillas se están turnando para acompañarla durante su hospitalización y hacerle mucho más ameno este momento. Desde este miércoles puedes encontrar en el interior del nuevo número de tu revista favorita del corazón unas fotografías del guardameta muy serio y cabizbajo en las inmediaciones del hospital donde está su esposa, lo que demuestra la preocupación que ahora aflora en los suyos.

En SEMANA, el rostro preocupado de Iker Casillas

© SEMANA.

Sara Carbonero comenzó su batalla contra el cáncer cuando en mayo de 2019 fue operada de un tumor maligno en el ovario. Entonces, ella explicó que se enfrentaba a una enfermedad que había sido cogida a tiempo por los médicos y siempre ha mostrado muy positiva, lanzando así un mensaje de ánimo a todos los luchadores. Centrada en curarse, hasta este momento había dado buenas noticias sobre cómo se encontraba. No obstante, esta vez no ha hecho ruido ni ha dado pistas sobre una piedra en su camino. Tanto es así que en las últimas horas apenas ha posteado en sus redes sociales, frenando casi en seco su actividad en el universo 2.0.

La periodista ha preferido no hacer ninguna mención sobre este delicado momento en sus redes sociales. Pero ha dado alguna pista de lo que está haciendo durante su ingreso en el hospital. Y es que como amante de la música que es, Sara Carbonero está aprovechando las horas en el hospital para escuchar sus canciones favoritas.