Mariano Rajoy ha sido el invitado especial de ‘Espejo Público’.

Mariano Rajoy ha sido el invitado al último programa de ‘Espejo Público’ y ha ofrecido una entrevista de lo más intensa. Pero aquí no vamos a hablar de los temas que ha tratado en el plató, más bien os vamos a contar que el presidente del Gobierno ha protagonizado un momento muy anecdótico cuando se ha despedido de la presentadora.

El presidente del Gobierno ha ofrecido su entrevista más intensa en el plató de ‘Espejo Público’.

Tras la entrevista, Mariano y Susanna se daban la mano. La presentadora estaba a punto de irse a la mesa de debate cuando el presidente del Gobierno le ha dicho: «Oye». Susanna Griso, sorprendida y sin saber qué le iba a decir, le ha avisado: «Espera, que están los micros abiertos todavía». 

[El emotivo regreso de Susanna Griso a su programa (con regalo incluido)]

Con la mano en la boda para que nadie lo viera, Mariano Rajoy, que no sabía que los micros seguían abiertos, ha felicitado a Susanna Griso por su reciente maternidad: «¡Ah! Muchísimas gracias por las felicitaciones», decía sonriente ante la indiscreta felicitación del presidente del Gobierno.

Este es el momento cuando Mariano Rajoy ha felicitado a Susanna Griso.

La felicitación de Mariano Rajoy llega después de que recibiera en el mismo plató un regalo muy especial. A su vuelta al plató de ‘Espejo Público’, Susanna Griso tuvo una conversación con el abogado Pau Molins, que tuvo un gran detalle con la presentadora. Después de la entrevista, Pau le daba la enhorabuena por su reciente maternidad y le daba una bolsita como regalo, algo que no se esperaba la presentadora.

[Susanna Griso comparte la primera imagen junto a su hija adoptiva]

La presentadora de televisión se ha mostrado muy agradecida con las palabras de Mariano Rajoy.

“¡Qué detallista!”, le decía Susanna Griso al abogado mientras abría la bonita bolsa, que contenía el primer regalo para la pequeña. Se trataba de una pulserita para su hija adoptiva y la presentadora no ha dudado en agradecérselo. No hay que olvidar que Susanna y su marido, Carles Torras, llevaban ocho años inmersos en el proceso de adopción de la pequeña.

[El emocionante encuentro de Susanna Griso con su hija adoptiva en Costa de Marfil]