«Nunca jamás voy a permitir que se hable mal de Edmundo», ha defendido la comunicadora con vehemencia a su expareja.


«He tardado en dejar de llorar por Edmundo«, reconocía sincera María Teresa Campos en su última entrevista en ‘Sábado Deluxe’. La noticia de su ruptura se hizo pública a finales del año pasado y diez meses después, la comunicadora asegura que ha cerrado esta etapa aunque le haya costado. Actualmente está abierta al amor, pero no ha querido revelar si está ilusionándose con otro hombre.

La periodista ha explicado que cuando concluyó su romance al principio le horrorizaba levantarse por las mañanas. «Abría el ojo y no me podía creer que hubiese ocurrido. Ahora ya no». El humorista chileno ya forma parte de su pasado: «Ahora me despierto con otros problemas», añadía. «Yo ya tengo otras ilusiones». Sin embargo, no ha querido entrar en detalles si esas ilusiones se deben a un hombre.

Ha defendido a capa y espada al humorista chileno con quien compartió seis felices años de vida. «Nunca jamás voy a permitir que se hable mal de Edmundo», señalaba. Asimismo ha desmentido que durante el tiempo que compartieron juntos, él se lucrara con ella: «No ha vivido a mi costa».

Gtres

«Sé perfectamente cómo es Edmundo», reconocía al reflexionar sobre una ruptura que le pilló de forma inesperada. Ha querido manifestarse sobre unas recientes declaraciones de una sobrina del humorista: «Es mentira que cuando discutía con Edmundo perdiera los nervios y me agrediera a mí misma».

Ha aprovechado la ocasión para lanzar una indirecta al chileno que durante este tiempo ha permanecido callado: «Él va de que no habla. No está mal decir cosas: Podrías haber dicho adiós». Se mostraba muy molesta porque en las últimas semanas había recibido diversos mensajes en los que alguien se hacían pasar por él.

Telecinco

María Teresa Campos se ha mostrado rotunda cuando le han preguntado sobre una posible reconciliación. «Es una etapa de mi vida cerrada, quiero que se abra la frontera para que puedan entrar nuevas ilusiones». Y es que la ruptura se convirtió en un capítulo doloroso, no solo sufrió ella, también sus dos hijas, Carmen Borrego y Terelu Campos lo hicieron viéndola muy afectada.

Está abierta al amor y busca, ante todo, un compañero: «En estos momentos de mi vida, cuando uno ha tenido todo tipo de relaciones, lo que busco es alguien para estar tranquilo, para poder charlar, ir al cine…».

Su tremendo enfado

La familia Campos lleva un tiempo en el ojo del huracán protagonizando diversas polémicas en los platós de Mediaset. La matriarca del clan ha evitado entrar en estos temas, amenazando, incluso en abandonar el plató si le cuestionaban sobre esto. «He venido aquí a una cosa concreta, no a que me largues todo eso», le decía visiblemente enfadada con Jorge Javier Vázquez.

«Si sigues así, yo me voy de aquí», le advertía levantándose de su silla dispuesta a irse de forma inmediata. Además se ha mostrado muy crítica con que tanto ella como sus hijas hayan protagonizado tantas horas de televisión recientemente: «Basta ya», decía. 

Telecinco

Respecto a la última polémica de Carmen Borrego por unas sonadas declaraciones sobre Rocío Carrasco, señaló que a ella «le duelen muchas cosas. Es muy sensible». Su consejo es que evite todo aquello que le haga daño. «Al final se quedan en nada porque no tienen base, la gente se distrae, pero es muy triste que lo tengan que hacer a costa de uno. Hay algo que nunca debe desaparecer que es el respeto a las personas».

Se siente muy querida por el público y niega que exista una mano negra en contra de su familia. Durante la entrevista se ha posicionado en reiteradas ocasiones crítica con ciertos contenidos emitidos en diversos programas de Telecinco, pero no ha querido dar nombres, solo ha dicho que algunos trabajan sin rigor periodístico y que solo van a hacer daño.

Telecinco

«Lo más grande de mi vida son y seguirán siendo mis hijas», ha reconocido sobre Carmen y Terelu. «Ellas me conocen muy bien, en un momento determinado se pueden preocupar porque diga que vaya a venir. Me han llamado antes de entrar», ha asegurado sobre su intervención en ‘Sábado Deluxe’. Contaba que estaban siempre muy pendientes de ella y que la regañaban constantemente. «No se han metido nunca en mis cuestiones amorosas y yo no me he metido en las suyas», ha explicado.