Kiko Rivera ha vuelto a hablar de su bajada a los infiernos, las drogas. El hijo de Isabel Pantoja ha acudido al programa presentado por Patricia Conde.


Para Kiko Rivera, su juventud no fue fácil debido a los excesos de alcohol y drogas. El hijo de Isabel Pantoja ha hablado en más de una ocasión de la bajada a los infiernos, del pastizal que se gastaba en sustancias ilegales e incluso que ido a terapia porque tenía miedo de volver a caer en las drogas. Ahora, habla en el programa ‘Nadie al volante’, un espacio televisivo que se emite en #0, de Movistar +. A este espacio, presentado por Patricia Conde, ha acudido el hijo de Isabel Pantoja donde nos ha permitido ver su faceta más relajada en un plató de televisión. Más acostumbrado a verlo en platós con entrevistas sobre su familia y en un tono mucho más serio, Kiko Rivera ha bromeado con el hijo que espera la presentadora, asegurando que es suyo, ha revelado una anécdota que vivió con el Rey Juan Carlos o incluso de aquellos años en los que le «pagaban por salir de fiesta».

El hijo de Isabel Pantoja ha recordado su época más difícil

A Kiko Rivera le han hecho una batería de preguntas rápidas en las que ha sido muy sincero. Una de ellas ha sido sobre sus salidas nocturnas: «Yo ahora algo poco. A mí al principio de salir, a los 18 años, me pagaban por beber. Eso era la hostia. Me contrataban en las discotecas para que me hiciera fotos con la gente que fuera a verme y me invitaban a todo. Yo me ponía harto de beber. Sigo bebiendo porque eso no hay que dejarlo, pero ahora de vez en cuando y una copita. No tanto cuando tenía 20 años», ha desvelado.

Kiko Rivera
Movistar +

Tras esta confesión, Esteban Navarro, queriendo adelantarse a que Broncano hiciera viral la siguiente pregunta, le ha preguntado: «¿Qué droga era tu favorita». A lo que Kiko Rivera, sin pelos en la lengua, ha respondido lo siguiente: «A mí me gustaba todo. Yo quería la combi completa: chocha, culo y teta», ha desvelado. Sin lugar a dudas, el hijo de Isabel Pantoja vivió una época muy complicada debido a su bajada a los infiernos por culpa de las drogas.

Kiko Rivera ya habló de su adicción a las drogas en SEMANA

Tal y como hemos dicho anteriormente, no es la primera vez que Kiko Rivera habla de su adicción a las drogas. Ya lo hizo también en unas memorias que publicó en SEMANA: «Es cierto que durante mi noviazgo con Jessica Bueno me tranquilicé un poco y dejé de consumir con tanta frecuencia. Ella no compartía este tipo de vida y yo me veía obligado a tener que mentir y esconder mis hábitos (…) Sufría paranoias, alucinaciones, sentía que me moría… Son momentos que recuerdo con mucha angustia aunque a algunos les pueda parecer una tontería. Tan mal estaba en aquella ocasión que tuve que suspender algunos conciertos. Fue entonces cuando, estando en reposo, vi el documental de Avicci y a partir de ese día se desencadenó todo. “Al final me muero”, me dije a mí mismo»», contó a SEMANA.