La cantante ha acudido a un juzgado de Chiclana de la Frontera para pedir medidas cautelares contra la emisión de ‘Cantora, la herencia envenenada’, en el que se sentará Kiko Rivera.


Isabel Pantoja está moviendo ficha para parar a su hijo en la imparable guerra que ha emprendido contra ella. Desde el pasado jueves, cuando se pronunciaba mediante un comunicado para defenderse de las acusaciones de Kiko Rivera y anunciar que tomará medidas legales contra quienes den informaciones falsas o imprecisas sobre ella, la tonadillera está dispuesta a todo con tal de detener el huracán que azota en Cantora. La cantante ya ha tomado medidas para que su hijo pague las consecuencias de sus palabras. Una de ellas es que ha pedido a su hijo, a través de sus abogados, que le devuelva el coche que utiliza y que está a nombre de su empresa. Pero aún hay más. También desea truncar los planes del DJ de sentarse nuevamente en un plató de televisión.

La cantante acude a un juzgado para frenar el especial sobre su familia

Y es que el músico se sentará nuevamente ante las cámaras para conocer en directo todos los detalles de la herencia de su padre. Lo hará en ‘Cantora, la herencia envenenada’ , un especial de Telecinco en el que un equipo de investigación lo pondrá en conocimiento sobre «la última voluntad de Paquirri y si realmente se cumplió lo que él quería», según informaba ayer David Valldeperas. Está previsto que el programa se emita este viernes 13 de noviembre… Si es que Isabel Pantoja no lo impide. Porque, según ha contado el reportero Kike Calleja en ‘Sálvame’, la artista está moviendo todos los hilos posibles para impedir que su primogénito vuelva a dar ‘show’ en la pequeña pantalla a costa de las intimidades de la familia.

© Gtres.

En el especial de Mediaset se van a desvelar todos los secretos de la familia Pantoja. En él Kiko podría revelar informaciones confidenciales que podrían dejar a la artista en muy mal lugar ante la opinión pública. Por este motivo ha acudido al juzgado de Chiclana de la Frontera con el fin de intentar interponer medidas cautelares y suspender si puede el especial, según Kike Calleja. “Ahora mismo peligra que se pueda emitir el documental”, ha dicho el periodista. El motivo es que “ni la madre ni el entorno de la madre quieren que el hijo se siente” a hablar.

Isabel Pantoja quiere «conocer el contenido» del programa sobre la herencia de Paquirri antes de su emisión

«El 9 se presentó un escrito solicitando medidas cautelares» contra la emisión del especial de Mediaset. «Hay que esperar a que el juez decida y hay muy poco tiempo para que lo consiga. Puede suceder que logre pararlo minutos antes de la emisión», ha detallado Calleja. «Las medidas cautelares normalmente lo que pretenden es conocer el contenido de lo que se va a dar en ese programa. No se trata tanto de detener la emisión sino de conocer el contenido de dicho programa», ha matizado David Valldeperas sobre las intenciones de Isabel Pantoja.

Telecinco

«La madre pretende acercarse al hijo haciendo una cosa… Quiere que todo esto se solucione» ha destacado Calleja. ¿A qué tiene miedo la familia Pantoja? Puede que se suspenda una parte del especial solo». El periodista ha explicado que la coplera «no para de llorar. Dice que nunca ha querido hacerle daño a su hijo y que no piensa desheredar a su hijo».

Las medidas cautelares son aquellas actuaciones procesales adoptadas judicialmente, antes o en el curso del proceso, que tratan de asegurar la eficacia del mismo, en el caso de que se estime la pretensión evitando que pueda ser de imposible ejecución como consecuencia de los acontecimientos que se puedan producir hasta ese momento. Este tipo de medidas suelen solicitarlas los ciudadanos ante un juez cuando cree que peligran sus derechos.

En el caso de Isabel Pantoja, su objetivo es anticiparse a la emisión de ‘Cantora, la herencia envenenada’ porque considera que el contenido del programa podría atentar contra su derecho a la intimidad o al honor. Es algo técnicamente posible, pero improbable en el caso de Isabel Pantoja», ha señalado la abogada Montse Suárez en ‘Sálvame’. En definitiva, lo que quiere, según la opinión de la letrada, es «tratar de evitar comentarios que puedan agravar más su situación».