El entorno más cercano a la tonadillera está muy preocupado por su estado de salud. Isabel Pantoja ha perdido mucho peso a lo largo de estos últimos meses


Han sido meses muy difíciles para Isabel Pantoja, quien ha visto como su mundo se derrumbaba por culpa de su hijo, Kiko Rivera. El hecho de que el DJ aireara los problemas familiares y económicos de Pantoja ha supuesto un gran golpe para ella, que de momento no ha superado estos problemas tan complicados. Desde que se desvelara el hecho de que Kiko Rivera vio los enseres personales de Paquirri que eran para Cayetano y Fran Rivera y que supuestamente habían robado, nada ha sido igual en la familia Pantoja. Desde aquel entonces, Isabel se ha encerrado en Cantora con su madre, Doña Ana, y su hermano, Agustín Pantoja. Son contadas las ocasiones en las que la hemos visto salir de su encierro.

El estado de salud de la tonadillera es preocupante. Tal y como adelanta ‘Informalia’, la tonadillera ha perdido mucho peso a lo largo de estos meses debido a la ansiedad que le ha provocada la situación con su hijo. De momento, ella no ha salido a defenderse públicamente y parece ser que no tiene ni fuerzas para ello. Desde el entorno de Agustín Pantoja aseguran que la tonadillera ha perdido el apetito, lo que le está provocando grandes problema de salud.

El entorno de Isabel Pantoja asegura que su delgadez está llegando a puntos extremos

La tonadillera está perdiendo peso de manera repentina y rápida lo que le está llevando a tener serios problemas de salud. Según el citado medio, incluso se le están moviendo algunas piezas dentales. Este habría sido uno de los motivos por el que Pantoja ha salido de su encierro en Cantora: para acudir a su dentista de confianza y ponerse en las manos de los expertos para poner remedio a esos desajustes dentales ante de que llegue a perder la pieza. Todos se preocupan por el delicado estado de salud de la artista.

© Gtres

No son muchas las personas las que han visto en persona a la tonadillera durante los últimos meses. Desde que se destapara todo este asunto, Pantoja ha preferido encerrarse en casa y se ha dedicado la mayor parte del tiempo a cuidar a su progenitora. Desde hace ya un tiempo que Doña Ana también tiene un delicado estado de salud por lo que la tonadillera se vuelca en cuerpo y alma en su madre. Aunque en este momento, ella también requeriría de ayuda según su entorno más cercano.

El hecho de que el nombre de Pantoja sonara con fuerza unido a polémicas económicas y familiares, ha supuesto un gran revés para la artista. Está viendo como su mundo se hunde y ha perdido hasta el apetito, lo que ha supuesto que perdiera peso de manera muy rápida y excesiva. Por este motivo, su entorno más cercano está preocupado por ella.