Irene Rosales nos cuenta cómo se están organizando ella y su marido, Kiko Rivera, para sobrellevar de la mejor manera la cuarentena.


Aunque no está atravesando su mejor momento tras la reciente muerte de su madre, Irene Rosales ha demostrado ser una mujer fuerte que se ha convertido en un apoyo fundamente tanto para su familia como para la de su marido, Kiko Rivera. La nuera de Isabel Pantoja ha hablado con SEMANA para explicarnos cómo está siendo su día a día en casa junto a Kiko y a sus dos hijas, Carlota y Ana, y cómo se organiza para cuidar a su padre enfermo.

«Lo siento muchísimo por todos los que están ahora malísimos sin su familia», nos comentaba vía telefónica y con sus niñas como ruido de fondo. Para Irene, lo más importante en este momento es transmitir un mensaje de concienciación: «Cuanto más responsables seamos, antes terminará esta agonía».

¿Cómo estás llevando estos días de aislamiento?

Estamos encerrados en casa y la verdad es que no lo llevamos nada mal. Porque la verdad es que me he estado volviendo un poco loca con las cosas de la casa y estoy aprovechando para limpiar más a fondo y hacer criba de aquello que ya no necesito. Aparte, con las dos niñas, se me pasa el día volando. Lo cierto es que ahora mismo no tengo la sensación de agobio y mis dos hijas de momento tampoco la están teniendo, que si soy sincera, era lo que más me preocupaba.

Pero tener a dos niñas pequeñas en casa sin salir debe de ser un poco complicado…

Aprovecho para hacer muchas cosas con ellas. Como dije, lo llevan muy bien. Tienen mil rincones para jugar con sus cosas, tienen muchísimos cuentos y se entretienen bastante cada vez que les leo uno. Principalmente eso es lo que más les gusta, porque luego se les quedan en sus cabecitas y se los cuentan a su vez a sus muñecos. Al ser dos niñas, con dos años de diferencia, pues no se me aburren nada.

¿Están siguiendo alguna rutina especial?

Les he marcado un horario, pero bien es cierto, que no estoy siendo demasiado estricta, porque no quiero que se sientan con la presión.

¿Qué es lo primero que piensas hacer cuando termine la cuarentena?

Lo primero que voy hacer es irme a cualquier terraza a tomarme unas tapitas, que es lo que más estoy deseando. Y, por supuesto, llevar a mis niñas al parque a que jueguen con sus amiguitos, porque, en estas situaciones, quienes más pena me dan son los niños.

¿Haces alguna excepción a la norma acerca de quedarte en casa?

Sí que es cierto que hay un momento en el día en el que tengo que salir obligatoria- menteyesparairalacasade mi padre. Pero está a 50 metros de la mía y voy superprotegida. Tengo que salir, porque él, ahora mismo, está solo y tengo que ir a verlo, ponerle su medicación, cui- darlo…

¿Eres la única que sale de la vivienda para hacer la compra o compartís esta tarea?

Cuando toca salir de casa para ir a la compra o a la farmacia, soy yo la que lo hace. Ya que, como me encargo del cuidado de mi padre, aprovecho para que Kiko no tenga que salir y se quede cuidando a las niñas. Creo que es muy importante que seamos conscientes de este gran problema y seamos muy responsables. Porque mientras más lo seamos, antes terminará esta agonía.

 

 

¿Vas a evitar acudir al programa ‘Viva la Vida’ hasta que todo pase?

Ya llevo sin ir desde el fin de semana pasado. Decidimos tanto el programa como yo no acudir a Telecinco y evitar de esta forma tener que estar cogiendo un AVE para ir y volver en el mismo día. Tendré conexiones desde mi casa siempre y cuando me necesiten, eso sí.