Iker Casillas ha anunciado una drástica decisión con la que demuestra que su familia está por encima de todo. Os contamos los detalles


Hace unos meses que Iker Casillas anunció su intención de presentarse como candidato para ser presidente de la Real Federación Española de Fútbol, lo que supondría su vuelta a España. Ahora, el futbolista ha tomado una drástica decisión en la que demuestra que su pareja, Sara Carbonero, y sus dos hijos, Martín y Lucas, son lo primero y están por delante de cualquier cosa, incluido el fútbol. Por este motivo, este mismo lunes ha anunciado que finalmente no se presentará a estas elecciones. Lo ha hecho a través de un comunicado en el que ha anunciado que finalmente no se presentará a las próximas elecciones de la RFEF que han sido recientemente convocadas.

Iker Casillas retira su candidatura como candidato a la RFEF

Por si fuera poco, el portero ha querido desvelar el motivo que le ha llevado a tomar esta drástica decisión. Y es que él mismo asegura que es por «la excepcional situación social, económica y sanitaria que está sufriendo nuestro país, esto hace que las elecciones pasen a un segundo plano», comienza explicando Iker Casillas. «Creo que es el momento de sumar y no dividir, porque el fútbol y la sociedad lo necesitan. En el ámbito deportivo y federativo hay que centrarse en cómo ayudar a jugadores, clubes y competiciones y unas elecciones solo desgastarían y harían que enfocásemos nuestros esfuerzos en algo que hoy no es fundamental», argumenta el futbolista.

Iker Casillas ha asegurado que «no es una puerta cerrada de cara al futuro» pero él «quería un proceso electoral justo, transparente y realmente participativo, buscando lo mejor para el fútbol español». Además, tal y como indica en su escrito, el portero no está de acuerdo con las medidas tomadas ya que asegura que «en esta ocasión creo que no se ha apostado por ello. Espero que en las próximas elecciones se pueda dar, conmigo o con otros candidatos», cuenta.

La preocupación del periodista por todos los españoles

«Me pongo a disposición del CSD, RFEF, La Liga, AFE y sus respectivos presidentes para aquello que puedan necesitar de mi parte y estaré encantado en poder colaborar por el bien del fútbol. Hoy debemos estar todos juntos para salir adelante«, sigue diciendo en el comunicado que ha compartido este mismo lunes a través de todas sus cuentas. Y añade su agradecimiento a todo su equipo de trabajo «por estos apasionantes meses de precampaña que hemos vivido, a las instituciones y al mundo del fútbol en general». «Espero que dentro de la gravedad de la situación, estéis todos lo mejor posible», concluye el comunicado. Con estas palabras, el futbolista tiene previsto seguir con su vida en Oporto. De hecho tiene contrato con el club portugués hasta el año 2021. En marzo del año pasado renovaba con el equipo: «El presidente ha querido que me quede en el Oporto hasta que cumpla 40 años y la verdad es que estoy contento», señalaba