Lorenzo Sanz hijo, del exPresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, ha relatado en primera persona su desgarrador testimonio. La muerte de su padre a los 76 años ha sido un durísimo golpe para la familia del que fue directivo del equipo blanco entre los años 1995 y 2000.

«Mi padre entró pensado que le iban a hacer una placa en los pulmones»

U291430

El pasado 21 de marzo, el mundo del deporte lloraba la pérdida de Lorenzo Sanz, expresidente del Real Madrid. Dos días antes había sido ingresado en la UCI del hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid en estado grave. Nadie en su familia podía imaginar el fatal desenlace. «Mi padre entró pensado que le iban a hacer una placa en los pulmones y pensábamos que estaría fuera en dos horas. “Mi madre le cuidaba, le preparaba la comida… No parecía grave». Pero la situación se agravó. «Mi madre me llamó en estado en shock diciéndome: no me puedo quedar», ha relatado Lorenzo Sanz hijo en ‘Sálvame’. Y es que el exdirectivo del equipo merengue era «hipertenso, que es una de las cosas muy malas para este virus».

Dentro del centro hospitalario, el propio Sanz avisó a sus familiares de cuál era su estado. «Él mismo nos estaba avisando de que estaba muy mal la cosa. ‘No puedes ir allí’, me dijo». Lo que más lamenta el ex jugador del Real Madrid Baloncesto es que su madre no pudiera estar cerca de su marido en sus últimas horas de vida. «Mi madre no puede recibir el abrazo de sus hijos, de sus nietos, de sus seres queridos. Y es lo que se hace más duro y más dramático en esta situación», ha detallado ante las cámaras de Telecinco.

«Mis padres hacían 50 años de casados en septiembre»

lorenzo sanz

«Mis padres hacían 50 años de casado en septiembre», ha adelantado Sanz hijo en televisión. Lorenzo Sanz estaba casado con María Luz Durán Muñoz y era padre de cinco hijos: Lorenzo, Paco, Fernando, María Luz y Diana. Lorenzo, el mayor, jugó en el Real Madrid Baloncesto de 1996 a 1998. También fue dirigente de la sección de basket del equipo. «Acaba de fallecer mi padre. No se merecía este final y de esta manera. Se va una de las personas más buenas, valientes, y trabajadoras que he visto en mi vida. Su familia y el Real Madrid eran su pasión. Mi madre y mis hermanos hemos disfrutado de todos sus momentos con orgullo. DEP», escribía en sus redes sociales anunciando la muerte de su padre, hace apenas dos días.

«El hecho de que mi padre muera y te lo apartan en el hospital y no puedes estar con él en esos días ha sido muy doloroso. Mi madre solo quería estar allí en la habitación con él». Pero su progenitora estaba bien de salud «y no podíamos arriesgarnos», por lo que tuvo que llevarla con él a su domicilio. «Me la traje a casa y a partir de ahí estuvimos en comunicación con el médico».

El exjugador ha agradecido la labor del personal sanitario del hospital, que mantuvo un diálogo permanente con los familiares. Asimismo ha dado las gracias por los mensajes de condolencia recibidos. «Las muestras de cariño te sirven de orgullo y para darte cuenta del cariño», ha apuntado.

«No se puede hacer nada. Es desgarrador»

lorenzo sanz

«Que se te vaya así de rápido una persona que tendría 10 o 15 años más de su vida es desgarrador», ha confesado uno de los cinco hijos de Sanz. Sus restos mortales serán incinerados, pero no donde tenían previsto hacerlo. «Lo han llevado al cementerio de San Isidro, pero no podemos incinerarlo allí. Se lo llevan mañana a San Lorenzo de El Escorial mañana y ya nos traerán la urna con sus cenizas. Y ya está. Se acabó. No se puede hacer nada. Es un drama».

Al recordar a su padre, a Lorenzo Sanz hijo se le quebraba la voz. «Para él el Madrid era como su sexto hijo. El Madrid tenía que estar en esa Copa de Europa. Es triste que se haya tenido que morir para reconocerle esos méritos que tuvo. Por lo menos estamos viendo ahora que quedará como parte de la historia del Real Madrid», apuntaba.

No cabe duda alguna de que a Lorenzo Sanz siempre se le recordará como el presidente que lideró el Club blanco cuando se convirtió en Campeón de Europa dos veces en tres años: obtuvieron ‘La Séptima’ en 1998 y ‘La Octava’ en el año 2000.

Tras su muerte, sus hijos han anunciado que van a hacer realidad el sueño que su padre no pudo cumplir en vida: reunir a los jugadores que lograron la séptima copa de Europa para el equipo blanco. «Vamos a juntarnos todos lo que ganamos la séptima copa de Europa. Tenemos que cumplir de algún modo el sueño que no pudo cumplir nuestro presidente», ha confirmado Predrag Mijatović en Informativos Telecinco.