La cantante y su novio han viajado a Lanzarote para disfrutar de su última escapada del año junto al mar y practicar uno de los deportes favoritos del actor: el surf.


Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau tienen su plan perfecto para disfrutar de los últimos días de 2019. La pareja se ha trasladado a Lanzarote con el fin de descansar y, de paso, divertirse en un entono paradisiaco: las playas de Famara.

Una romántica escapada al archipiélago canario

La playa de Famara, situada al norte de la isla del archipiélago canario, es una de las más conocidas por los surferos por sus espectaculares atardeceres y sus enormes olas. Es precisamente el lugar elegido por la cantante y el actor para dar la despedida a lo que queda del presente año.

El hijo de Ana Duato es un amante del surf. Por eso, tabla en mano, ha practicado uno de sus deportes favoritos ante la atenta mirada de Aitana, quien no se atreve aún con ello, pero disfruta de ver a su chico surcando las aguas del Atlántico. «Yo, la verdad, ni idea de surf, pero soy muy feliz con los prismáticos viéndolo desde la orillita«, ha escrito la segunda finalista de ‘Operación Triunfo 2017’ desde su cuenta de Instagram. Sin duda, ¡un planazo estupendo para llenar de pasión y diversión las horas previas a la llegada del 2020!