Carmen Lomana no lo está pasando especialmente bien en estos días extraordinarios. Se siente muy sola y cree que su relación con su novio se ha estancado por la falta de contacto humano. Eso sí, sigue hablando con él. Vea el vídeo de su improvisada entrevista desde el balcón de su casa


Carmen Lomana cumple con el compromiso personal de salir cada tarde, puntual, a las 20:00 horas para aplaudir desde el balcón de su casa en señal de agradecimiento hacia los profesionales sanitarios. Ellos son la primera línea de batalla en la lucha contra el coronavirus y la socialité lo tiene muy presente. Aprovechando esta oportunidad de oro, Carmen Lomana no ha tenido problemas en hablar sobre cómo está llevando su cuarentena, concediendo una entrevista desde la comodidad de su casa, sintiéndose una afortunada por su privilegiada situación: “Tengo una casa bastante amplia. Por lo menos puedo moverme. Piensa que en Madrid hay mucha gente  que vive en bajos y eso es bastante duro”, reconoce.

En lo que no se muestra tan positiva Carmen Lomana es en el amor, a pesar de que unas semanas antes de comenzar el confinamiento anunciase con ilusión que había encontrado de nuevo el amor. Prefirió no desvelar la identidad del hombre que le había devuelto las ganas de enamorarse, dado que aseguraba tratarse de una persona conocida por todos, pero con el paso de las semanas y debido a la distancia física que supone el confinamiento obligatorio, ha visto cómo su incipiente relación sentimental se ha estancado en cierta medida, por lo que ahora tan solo espera a ver cómo evoluciona y si finalmente el amor triunfa y puede sobrevivir a esta prueba de fuego que el destino le ha colocado en su camino. “Hay cosas que a lo mejor empiezan con cierto entusiasmo. Pero bueno… hablamos. No es algo que sea prioritario en este momento, porque ni él ni yo sabemos que va a ser de nosotros”.

En estos días extraordinarios, donde todos nuestros planes se han visto trastocados hasta que la situación cambie, Carmen Lomana lo que más echa en falta es “el contacto humano y que tengo muchas ganas de ponerme en marcha”, asegura. Y es que, tal y como confiesa, lo que peor está llevando ahora es “esta soledad por todos los sitios”, aunque prefiere no quejarse demasiado, al considerarse una privilegiada y al saber que hay mucha gente que lo está pasando peor que ella.

Vea el vídeo, porque la improvisada entrevista a Carmen Lomana es larga y desvela muchos más datos sobre su confinamiento y cómo sobrelleva esta situación especial, marcada por el coronavirus.