La diseñadora de moda ha querido utilizar su influencia en las redes sociales para denunciar el trato cuestionable que recibió ella y su familia durante el ingreso de su abuela en el hospital antes de morir por Covid-19.


Elena Tablada echa mucho de menos a su abuela, Elena Moure, la que estaba muy unida y que falleció como víctima del Covid-19. Cuando todavía se está recuperando de su ausencia, la diseñadora de moda ha querido dar el paso de denunciar a través de las redes sociales, donde cuenta con más de 192.000 seguidores, el trato que recibió su abuela en el hospital en el que tuvo que ingresar. En un principio iba a hacerse solo una radiografía, pero cuando vieron que estaba contagiada con el virus, tuvieron que ingresarla.

Según la expareja de David Bisbal, el hospital tuvo una mala gestión y así lo ha querido ella dejar claro en su Instagram: «El hospital donde estuvo mi abuela nunca me informó de que los pacientes menores de edad, con demencia o con cualquier otra dependencia por ley tienen que estar acompañados las 24 horas del día por un familiar, con las medidas de protección pertinentes», empezaba diciendo Elena Tablada.

Elena Tablada deja claro de esta manera que ni ella ni ningún miembro de su familia pudieron entrar en la habitación. «A mi madre y a mi tía les dijeron que la habitación estaba muy lejos y que si hubiese estado más cerca del pasillo sí habrían podido entrar», continuaba diciendo muy disgustada.

© Redes sociales.

Elena Tablada intentó en varias ocasiones ponerse en contacto con su abuela, pero le fue imposible: «La señorita no me transfería a la habitación, me decía que si mi abuela no me cogía el teléfono no me podía ayudar. Le intenté explicar que mi abuela seguramente no supiese ni dónde estaba el teléfono… nadie nos ayudó». Pero después de varios intentos, la diseñadora de moda consiguió finalmente hablar con ella poco antes de que su abuela falleciera.

«Ese día pude hablar con ella y la pobre me dijo: «Yo estoy divina, lo que no sé es por qué estoy aquí solita». Se me rompió el corazón porque es una persona que no ha estado nunca sola. Murió sola en un cuarto», explicaba totalmente rota. Ha querido dejar claro que el trato fue «inhumano». «Ver a mi abuela fallecida en su cama, sin una vía, sin suero… y descubrir en el informe médico que murió por falta de oxígeno en la sangre y no por otra cosa, nunca me lo voy a perdonar. Nadie fue a verla en toda la noche, porque para que una persona se muera por falta de oxígeno en sangre, tiene que estar cuatro horas sin atención», continuaba declarando.

A pesar de sus intentos porque el personal médico acudiera a verla, no le hicieron caso: «Se lo avisé al médico, que la supervisaran, porque ella se lo quitaba. Seguramente ese fuese su día, y gracias a Dios, no sufrió, pero lo quería compartir», terminaba diciendo en sus Stories. La abuela de Elena Tablada murió el pasado mes de noviembre, dejando totalmente rota a la familia.